El éxito de los recopilatorios de la serie “Condenados al olvido” está tan justificado, que no nos extraña nada que ya camine por su quinta entrega… y las que vendrán. La edición de CDs de grupos de los ochenta que no llegaron a grabar un disco LP o ni tan siquiera un single es un trabajo de arqueólogo musical en toda regla, que pone en valor a bandas muy valiosas que la industria no supo premiar en su día.

Los sellos Gadir Records, Héroes de Culto y Discos Cada han unido sus fuerzas no sólo en la dimensión discográfica y de distribución de los compactos, sino en unos incipientes mini-festivales con algunas de las formaciones rescatadas. Los músicos se animan a revivir sus días de creación y actividad en directo, y por una o dos noches se lanzan a cantar y tocar esas canciones que fueron fruto de un talento “condenado al olvido”, pero justamente “recuperados” del mismo por las generaciones posteriores.

Así es como hay que entender y valorar lo que sucederá el próximo sábado 17 de junio en la madrileña sala Silikona, donde a partir de las nueve de la noche se podrá disfrutar de una velada histórica. Lo será por muchos motivos. Uno de ellos es la concurrencia de toda una delegación vasco-norteña, gracias al concurso de Walkiria -desde Pamplona-, Halley 86 -la formación del combo bilbaíno en su encarnación de aquel año- y Talión -también desde la ciudad del Athletic-. A esto se le llama romper las fronteras para integrar y compartir con los colegas hermanos… y los demás son tonterías.  Por parte del Foro estarán Melissa y desde Alicante vendrán Leviatán. Y entre las sorpresas que siempre alegran este tipo de convocatorias ya se ha revelado la presencia de la cantante Gaby De Val en representación de Yin Yang y The Val.

Esta fiesta de presentación del doble CD “Condenados al olvido V” ha dado prioridad, como es lógico, a tres de las bandas protagonistas de la retrospectiva: Leviatán, Melissa y Walkiria. El resto de sus compañeros de década y compilado sonará entre uno y otro concierto: Copyright, Hal, Hydra, Jerusalem, Trance y Tundra.

Leo Cebrián Sanz