Nuevas noticias van surgiendo en torno a la celebración el próximo sábado 17 de junio del festival 80’s Metal Explosion II, que tendrá lugar en la sala Silikona, en el madrileño barrio de Moratalaz a partir de las nueve de la noche. El concierto tiene un precio de ocho euros por la entrada anticipada y de once euros en taquilla.

La primera novedad llegó el pasado viernes 9 de junio y se refiere a la baja de Halley 1986 del cartel programado para la mágica noche de reencuentro con la década dorada. La nota de la organización aclara lo sucedido:

“Tristemente la banda Halley se cae del cartel Metal Explosion ll, (…) muy a pesar de toda la banda.

El motivo de tal decisión se debe al episodio diagnosticado de Laringo Faringitis Aguda con disfonía que sufre su vocalista “Marilu”, haciendo imposible su asistencia.

Sentimos enormemente ésta gran pérdida y estamos seguros que el sentimiento es mutuo por parte de la banda, que estaban encantados con tal evento”.

Pese a este contratiempo, recordamos que se trata de una ocasión realmente única de ver en directo a formaciones que no suelen moverse de sus territorios más cercanos -como los alicantinos Leviatán-, bandas que prácticamente han resucitado para eventos similares al que nos ocupa -como los bilbaínos Talión o los pamploneses Walkiria- y casos particulares como el de Melissa, toda una tentación para quienes aman y conocen en profundidad el Metal madrileño de aquel tiempo. Su presencia ha sorprendido por inesperada y está generando cierta expectación.

También ha creado mucho interés la presencia de Talión con su cantante original, aunque es el conjunto de la propuesta la que realmente convierte la velada en una excelente alternativa al concierto de esa misma noche de Avalanch. El All Star de Rionda seguro que vuelve a Madrid, lo que no podemos decir con seguridad de algunos de los invitados a esta auténtica convención dedicada a la escena subterránea del Metal clásico.

Por otra parte, ya tenemos en nuestra mano el recopilatorio que justifica esta fiesta del Metal “ochentero” y que no es otro que el doble CD “Condenados al olvido V”. Los nombres propios que protagonizan esta quinta selección de bandas que merecieron mejor suerte son tres de las que actúan (Leviatán, Melissa y Walkiria), y las ausentes -por desaparecidas hoy en día- Copyright, Hal, Hydra, Jerusalem, Trance y Tundra.

Dentro de unas semanas daremos buena cuenta de lo que esta joya de la arqueología musical ofrece a los coleccionistas y estudiosos del Metal más cercano a nuestra historia. De momento, la convocatoria del sábado resulta ineludible si queremos que la nostalgia deje de serlo por una noche y podamos viajar en el tiempo con billete de ida y vuelta.

Leo Cebrián Sanz