Teníamos dudas sobre si hacer de su segunda portada en “Interviú” una noticia, pero la hemos visto tantas veces en el puesto de camisetas de Obús o interviniendo en alguna canción junto a su padre Fortu, que para nosotros “Ari” es y será para siempre “una de las nuestras”. La hija del vocalista ha vuelto a protagonizar las páginas más tórridas del semanario español, en una sesión en la que muestra sus nuevos tatuajes y se muestra más sexy y atractiva que nunca.

La nueva “Ari” -que ahora responde al nombre de Ariadna Cross- se desinhibe física y espiritualmente en un reportaje de doce páginas en el que es entrevistada por Alberto Gayo. En la conversación hay recuerdos de infancia y juventud, confesiones sobre su estado emocional actual o la relación con su padre, y cómo es lógico por el tono de la publicación, su visión del sexo.

La última parte está dedicada a sus proyectos artísticos y Ariadna confiesa tener “un talento especial para la música. Desde pequeña toco el piano de oído. Luego estudié y ahora lo he retomado porque es mi manera de expresarme. Mi proyecto es componer unos temas. Me gustan las baladas en castellano, letras que puedan parecer ñoñas, pero que me llenan”.

Leo Cebrián Sanz