Bajo Zero con “Z”, esta vez sí. Por una divertida confusión, vinculamos a la banda burgalesa Bajo Cero con la iniciativa de autogestión que está organizando Manu, vocalista del grupo Othar. Pero la que realmente está implicada en la iniciativa es la que nos ocupa, que conste.

Javier Castañón (voz), Víctor (guitarra rítmica) y Ricardo (batería) son los componentes fijos de esta agrupación madrileña de clásico y urbano Rock en castellano desde el ya lejano 2004. Su primer compañero estable fue José Antonio González Reboredo (guitarra solista), aunque el hecho de que durante su primer año de vida pasaran hasta cuatro músicos a las cuatro cuerdas les dio la idea de llamarse Bajo Cero.

Pronto adoptaron su nueva letra de distinción y fue  Borja quien finalmente se quedó como bajista durante seis años, tras la abandono de Leo. Fue tras la participación del quinteto en el concurso de la sala madrileña Cadillac Solitario en 2012, siete años después de su debut en directo. Otro de las fundamentales aportaciones fue la de Fran “El Killo”, que tocó la guitarra solista entre 2008 y 2010.

La siguiente ausencia en Bajo Zero fue la de José, pero en abril de 2015 se presentaban los nuevos fichajes: Juanma a la guitarra solista y Luisja al bajo. 2016 fue un año de práctica inactividad, pero el grupo se ha reactivado con las incorporaciones del bajista Alberto Vergara y el guitarrista Javier Roque, que desde hace aproximadamente un año compatibiliza su presencia en la banda con su otro grupo: Othar.

En 2011 fueron los ganadores del concurso de versiones organizado en torno a “Hechizo 3.0. Las canciones de Héroes del Silencio cantadas por sus seguidores de los dos lados del Atlántico”, el homenaje que EMI hizo a uno de sus referentes más destacados de los últimos 25 años. Para este álbum realizaron una adaptación del tema “Tumbas de sal”.

Existe también una demo de estudio grabada en 2013, el EP “No sé perder”, que sin embargo no resulta significativa del estado actual de la formación. Bajo Zero prepara ya nuevos temas que plasmar en un registro público para que podamos disfrutar de su música.

Leo Cebrián Sanz