Recientemente le han hecho una interesante entrevista a Biff Byford, cantante de Saxon, de la que destacamos las siguientes líneas:

Sobre la importancia de la inclusión de Saxon en el cartel del festival Monsters Of Rock (Donington) en 1980: “Fue importante porque tienes la oportunidad de tocar delante de muchos seguidores que no son los tuyos, sobre todo si estás empezando; así te puedes robar unos cuantos, de eso se trata. Hoy es igual en cualquier festival. Entonces, creo que habíamos vendido unos cien mil discos cuando nos subimos a ese escenario, éramos los pequeños. No creo que el resto de bandas hubiera oído hablar de nosotros; bueno, Judas Priest creo que sí. Fue grandioso.”

El pasado fin de semana se celebró el festival Ramblin’ Man Fair, en el que actuó Saxon, pero se le preguntó a Biff en qué otra banda del cartel le gustaría tocar: “Me gustaría ser el guitarrista de ZZ Top, sería genial. Sonaría horrible pero creo que lo podría hacer. Me podría poner una barba falsa. Además me sé algunos punteos de Billy Gibbons.”

En cuanto al bombazo que supuso la NWOBHM -New Wave Of British Heavy Metal-: “Sabíamos que algo estaba pasando, pero no en realidad lo que iba a suceder. No fue hasta que revistas como Sounds, NME y Melody Maker empezaron a escribir sobre Saxon y Maiden y las otras bandas de alrededor, cuando nos dimos cuenta de que algo grande estaba pasando. Nos habían puesto ese nombre, “La nueva ola del heavy Metal británico”. Era la cosa más ridícula que había escuchado o leído en mi vida, pero ¡venga!, ahí fuimos.”

Respecto a si cree que Saxon llegó a tener alguna conexión con el AOR de los setenta, puntualiza: “No, de verdad que no. El melódico del grupo soy yo. Los otros son los chicos de las guitarras y lo suyo son los riffs. Es un buen equilibrio. Si te vuelves demasiado melódico, malo; y si te pones demasiado heavy, ya entras en el terreno de otras bandas como Metallica. Siempre hemos tenido que estar en un territorio intermedio porque nacimos en los ochenta y entonces las canciones eran heavies pero bastante melódicas. Creo que a finales de los ochenta nos desviamos un poco a lo melódico pero siempre le echo la culpa a los guitarristas por no meter los riffs. (Risas).

También se mostró en esta entrevista muy orgulloso de que bandas como Metallica mencionaran a Saxon como una influencia. Al igual que Pantera y Megadeth han dicho.

Sobre las giras con Motorhead en los ochenta, comenta Byford: “Fue fantástico. Nos hicimos amigos desde el principio y así nos mantuvimos siempre, muy amigos.”

Al preguntarle su primera impresión al conocer a Lemmy: “Tenía un sentido del humor impresionante. Nos caímos y nos llevamos muy bien. Teníamos el mismo humor: ingenioso y cortante. Le echo de menos. Solíamos charlar siempre, aunque fuese con mensajes de texto. De verdad, le echo de menos.”