El primer batería de Black Sabbath, Bill Ward, ha dicho que “está en paz” con sus compañeros de grupo.

Ward fue expulsado de la mítica banda al poco de anunciar su reunión, en 2012, porque -según el batería- le habían ofrecido un contrato leonino.

Parece ser que Black Sabbath quería llevar un segundo batería “de repuesto” a la gira pues se pensaba que Bill no estaba en condiciones físicas de aguantarla. Ozzy refutó esta teoría en una entrevista en la que, claramente, señaló que Bill tendría que ser un cronómetro y que no pensaban que lo lograría en todo el tour.

Finalmente, la gira la hizo Tommy Clufetos, de la banda de Ozzy en solitario.

Dice Bill Ward: “He soltado muchas lágrimas. He sufrido la pérdida de mis tres mejores amigos, de su compañía, de sus risas… y, sobre todo, de su música. He sufrido la pérdida de los seguidores y de todo el dolor que esto creó.”

El batería sigue insistiendo en que el contrato no se podía firmar, pero que deseó seguir adelante con una actitud positiva: “No podía permitirme el lujo de estar resentido ni enfadado, así que decidí seguir avanzando sin ellos.”

Ward coincidió en Londres, en 2015, en una entrega de premios, con Tony Iommi (guitarra) y Geezer Butler (bajo). Dice el baterista que el encuentro fue “agradable, como si nada hubiera pasado”. Añade que los echa de menos a todos, sobre todo a Ozzy Osbourne. Desde entonces no ha vuelto a haber contacto pero insiste en que los quiere, que está en paz con ellos y que no hay resentimiento ni odio, miedo o algo así: “Todos los días los tengo en mis oraciones y les deseo lo mejor”.

Añade: “Si alguna vez quisieran tocar de nuevo conmigo, estoy abierto a ello. Me han dicho que tenga la mente abierta y así lo haré al respecto. Me encanta la música de Black Sabbath”.

¿Quién de los tres bigotudos es Bill Ward?