Bring Me The Horizon, Avenged Sevenfold, Bullet For My Valentine, Asking Alexandria, Suicide Silence, Three Days Grace… Los grupos de Emocore, Screamo o Metal universitario e hipertatuado son los grandes ausentes de los festivales metaleros españoles, por razones que sólo entienden los responsables de estos eventos multitudinarios, siempre refractarios al relevo generacional y la innovación en las bandas contratadas. Lo cierto es que sorprende que a estas alturas determinados nombres destacados de estos estilos no estén presentes en la programación de “festis” más eclécticos como el Mad Cool o el Download.

Particular paradoja se produce en el caso de BMTH, una formación enormemente popular en Europa y el Reino Unido, de donde son originarios. Este quinteto de la británica Sheffield tiene todas las características del grupo de estadio y grandes audiencias. Por poner algunos ejemplos, un cantante sex-symbol (Oliver Sykes) que se comporta como una estrella de Hair Metal de los ochenta -aquella mesa de Coldplay destrozada durante una entrega de premios…-, una actitud propia de Rock stars (su incidente con las acreditaciones en el pasado Resurrection Fest resulta muy significativo), la evolución musical a tesituras muy asimilables por el gran público (del Deathcore inicial al Metalcore, y de ahí al Rock Alternativo), una mercadería muy cuidada y exclusiva (Oli dirige su propia línea de ropa), etc.

La discografía de Bring Me The Horizon se compone de un EP (‘This is what the edge of your seat was made for’, 2004) y cinco discos de temas propios (‘Count your blessings’, 2006; ‘Suicide season’, 2008; ‘There is a hell, believe me I’ve seen it. There is a heaven, let’s keep it a secret, 2010; ‘Sempiternal’, 2013 y ‘That’s the spirit’, 2015).

Falta en la lista su última producción, que es un concierto en directo publicado el pasado año y que recoge la fusión de su música con la de una orquesta sinfónica: ‘Live at the Royal Albert Hall’. Hace unos años se atrevieron con otros ejercicios de experimentación sonora, cuales fueron las remezclas de sus canciones en ‘Suicide season: cut up!’ (2009) y ‘The chill out sessions’ (2012).

Leo Cebrián Sanz