El pasado martes 16 de agosto se celebró en la localidad madrileña de Leganés un festival gratuito en el que actuaron los grupos A Tiro, Teto y Ciclón. La estrella de la noche en el cartel oficial era por una vez uno de los legendarios pioneros del Heavy Rock español, un personaje carismático y polémico llamado Valentín del Moral “El Chino”. O dicho de otro modo, el primer cantante del grupo Banzai, aquel que puso voz a su  mágico y homónimo primer disco.

Durante muchos años “Chino” estuvo perdido e incluso se especuló con que había muerto -tal era el grado de desconocimiento de su trayectoria posterior-, pero hace ya una década el cantante resurgió cual Ave Fénix y demostró que volvía con ganas de hacer cosas. Su participación en el festival Leyendas del Rock le animó a retomar su carrera, al tiempo que reivindicaba su papel dentro de la historia del Metal nacional.

El pasado curso 2015 llegó por fin su primera referencia en solitario, titulada “Gatos en la ciudad”. Sus diez temas recogían lo mejor de la tradición vocal del Hard Rock en castellano de los años 80, con un “Chino” en un buen estado de forma vocal y la misma actitud desafiante y macarra de siempre. Los músicos que le acompañaron en estudio fueron Miguel Ángel López “Cachorro” y José María Castañón (ambos a la guitarras), Miguel Corbacho (bajista) y Teo Suazo (batería).

El disco obtuvo buenas críticas, pero su difusión ha sido un tanto limitada. En justicia, nunca está de más recordar que Chino Banzai sigue ahí, con las garras bien afiladas para arañar al público con su mensaje de solidaridad entre rockeros y animando a la lucha sin cuartel en las calles contra el poder y sus abusos.