De todos los grupos recientemente escuchados en el recopilatorio “Reck. Vol. 2”, del que dimos cuenta ayer mismo en esta misma web, hay uno que ha llamado nuestra atención por encima de los demás -aunque por supuesto, sin desmerecer a ninguno-. Se trata de una banda madrileña llamada Corazón de Acero, en la que lo primero que destaca es la impresionante voz de su cantante Sheyla Lady Metal. Su registro y tesitura resultan muy similares a los de Azuzena Dorado, la garganta de Santa y principal referencia en la historia del Heavy Metal español en cuanto a intérpretes femeninas. También lo son su potencia y capacidad de dramatización, por lo que no entendemos que esta chica no esté ya mismo en las clasificaciones de mejores vocalistas del año.

El tema contenido en el compilado es una buena prueba de ello: “Justicieros de la oscuridad” suena a Heavy Rock clásico de los años 80, con toques de actualización gracias al teclado y un desarrollo instrumental propio de estilos más técnicos y ricos en matices. Los compañeros de Sheyla que hacen sonar a la banda son Pedro ‘Peter Metalhead’ (guitarras), Gonzalo (bajo), Óscar (batería) y Alberto (teclista).

John Danny, su segundo guitarrista, ha abandonado hace muy poco la formación. Fueron él y Pedro quienes pusieron en marcha el proyecto en el verano de 2009. La primera en entrar fue Sheyla y a continuación lo hicieron el batería Néstor -sustituido por Dimas- y el bajista Iván -reemplazado por Juanje-. Dimas lo dejó en el verano de 2012, lo que dio pie a una nueva reestructuración del conjunto, entonces con Gonzalo a las cuatro cuerdas, David a las baquetas y Alberto “XaTaN” en las teclas. Desde 2015 es Óscar “Lobo” quien marca la pauta tras los parches y timbales.

Hay mucho de genuino HM en castellano en este quinteto, como se puede comprobar en su único y autoproducido disco hasta el momento: “Corazón de Acero” (2015). Tras una obertura llega la canción a la que dan nombre la banda y el álbum, seguido por su mejor repertorio: “No te dejes aplastar”, “El antifaz”, “Cruda eternidad”, “Sólo una vez”, “Buscando el camino”, “Promesas”, “Hoy se despierta”, la citada “Justicieros en la oscuridad” y ‘The last waltz’.

Leo Cebrián Sanz