La revista británica Kerrang saca en su más reciente portada a Black Sabbath y, dentro de lo que titulan como ‘la última entrevista’, se les pregunta a los tres músicos clásicos si hay algo de lo que se arrepienten.

La respuesta de Ozzy Osbourne es obvia: “¡Estás hablando de mi puto diario! He hecho el imbécil tantas veces… Ya no bebo, llevo cuatro años sin beber. Pero cuando bebía me pasaba el día haciendo el puto idiota, cayéndome de culo o haciendo cualquier jodida locura.”

Tony Iommi –guitarrista-: “Siempre piensas que habría un montón de cosas que podías haber hecho, pero ¿estaría donde estoy de haberlas llevado a cabo? De otras te podría decir: ‘¡Oh, ojalá no hubiese hecho aquello de las drogas en los primeros tiempos!’, pero debe haber alguna razón, algo marcado en tu vida, por lo que lo hiciste. De modo que aprendes algo y pasas a la siguiente etapa. Me puedo quejar de algunas cosas pero hubo una razón para ello.”

Geezer Butler –bajista-: “Es difícil decir qué, porque creo en el destino y todo está guiado por algo más allá de nosotros. Hay cosas de las que podría estar descontento como la manera en que nos emborrachábamos en los setenta, pero todo ha salido bien. Las cosas suceden por alguna razón, lo creo de verdad, y no hay nada que yo pueda cambiar, así que no me arrepiento de nada. Siempre hemos mantenido una buena amistad, hemos pasado juntos por mucho y hay unos fuertes lazos que nos unen.”

  • Black Sabbath se despide definitivamente de la carretera en lo que queda de enero y principios de febrero con siete conciertos en su país, Reino Unido.