El pasado martes 9 de mayo se programó en el espacio Off Latina, en el barrio madrileño del mismo nombre, el documental de Beatriz Alonso Aranzábal “De un tiempo libre a esta parte”, que convenientemente se acompaña de una frase entre paréntesis: “Una adolescencia musical”. Se trata de una de las mejores producciones que hemos visto (y las hemos visto casi todas) de cuantas se han elaborado sobre la Movida madrileña, con la ventaja de que su autora lo vivió en persona como integrante de Los Monaguillosh, un grupo de Pop oscuro cercano al siniestrismo.

La propia Beatriz (primera por la derecha en la fotografía que acompaña a estas líneas) fue la anfitriona de la proyección, a la que  por ejemplo asistieron dos de las integrantes del grupo Las Chinas y el locutor Juan de Pablos.

La realizadora ha firmado un trabajo muy fresco y nada impostado, que por fortuna se salva de los tópicos habituales asociados a esta parte de nuestra historia musical (¡aleluya, no son entrevistados ni Jesús Ordovás ni Diego Manrique!). Narra los primeros meses de un movimiento espontáneo surgido en torno a los colegios e institutos de Prosperidad y Chamartín -especialmente el IES Santamarca-, cuando todo estaba por hacer y el afán artístico aún se encontraba a salvo del culto al éxito y el dinero.

Los protagonistas de este sereno homenaje a aquel momento de gracia y euforia juvenil son los componentes de formaciones relevantes en su día como Los Nikis, Paraíso, PVP, Aviador Dro o Esplendor Geométrico, pero también recoge los testimonios de otros compañeros de bandas que tuvieron una menor relevancia, como los propios Monaguillosh, Alphaville, Ángeles Caídos, La Fundación, Los Iniciados, Línea Vienesa, Mar Otra Vez, Las Ruedas, Sindicato Malone, Los Toreros y El Último Sueño.

Resulta fascinante la selección de invitados que desfilan por los 62 minutos de duración de este gran reportaje, ya que se da prioridad a nombres que nunca o escasas veces han participado en este tipo de ejercicios de reconocimiento histórico, como nuestras favoritas Clara Morán (Oviformia SCI), Almudena de Maeztu (Alphaville, Las Brujas y La Mode) o Arturo, el guitarrista y actual piloto de líneas aéreas de Los Nikis.

El esfuerzo de Beatriz Alonso se muestra especialmente enriquecedor en el compendio de material gráfico de la época, muchas veces desconocido hasta su presente rescate, que ha ordenado de forma cronológica con absoluto rigor. Por si fuera poco -y no resulta un aspecto menor a tenor de lo visto en otros documentales similares-, la responsable de esta tesis audiovisual sobre la Nueva Ola madrileña respeta los derechos de autor de los fotógrafos. Ojalá otros hicieran lo mismo…

“De un tiempo libre a esta parte” data de 2015, por lo que resulta increíble que su difusión no haya sido mucho mayor. Su condición de producción independiente le favorece desde el punto de vista de su planteamiento de absoluta libertad creativa, pero al parecer ha encontrado problemas de difusión pública y reconocimiento crítico (¿a qué espera el festival In-edit de documental musical para recuperarlo?).

Actualmente está visible en las plataformas de pago por visión de Vimeo y Filmin. 100% recomendable, incluso si por edad no viviste los años ochenta o no te gusta el estilo musical de la mayor parte de los grupos de la New Wave española.

Leo Cebrián Sanz