“Avanzada Regia” fue un disco recopilatorio editado en 1997, a cuenta del movimiento artístico del mismo nombre que tuvo como protagonista a la ciudad mexicana de Monterrey. Fue el primer trabajo independiente publicado en CD de lo que luego se extendió a otros estilos musicales, y fue un acoplado de cuatro bandas: Ceres, Conciencia Propia, Ira y Mantra.

Las cinco primeras pistas correspondían a Mantra: “No verdadero”, “Breve”, “Ventana a la cordura” (instrumental), “Laex” y “Del mar”. Todos ellos formaban parte de su segunda demo. Su formación era la de José Rivera (voz y guitarra), Fabián Domínguez (guitarras), Jacobo Betancourt (bajo), Ever Pimentel (batería) y Gabriel Laban Domínguez (piano, sintetizadores y flauta). Mantra hacía un suave Rock sinfónico y progresivo de los 70 con la visión actualizada de los 90.

Conciencia Propia optó por un Rock Duro áspero y directo, del que presentó cuatro piezas: “Aire en garrafón”, “Uno más que entiende”, “Violenta ausencia” y “Enormidades ignoradas”. Sus ejecutantes fueron Francisco Moreno (voz), Javier Asís (guitarra), Gil González (bajo) y Javier Cadena (batería).

Ceres era el tercer grupo de Monterrey en presentar sus composiciones: “El Dios de piedra”, “No me lleven hacia atrás”, “Somos” y “La sombre del cuervo”. Los músicos que defendían esta muestra de Heavy Metal oscuro eran Rodrigo Elizondo (voz y guitarra), Marcelo Martinelli (guitarra), Patricio Elizondo (bajo), Carlos Mayer (batería) y Luis Arredondo (teclados).

Ira cerraba el CD con dos temas en inglés -‘The abees’ y ‘Justine’- y dos en castellano -“Sentencia” y “Destino”-. El cuarteto estaba compuesto por Iván Moreno (guitarra y voz), Rolando Cruz (guitarra), Iván Moreno (guitarra y voz) y Lupe Ortiz (batería). Cultivaban un lento y denso Metal, muy personal, de atmósferas oscuras y cambiantes.

Leo Cebrián Sanz