Doro Pesch, cuyos conciertos actuales están basados en el LP de Warlock ‘Triumph and agony’, que ha cumplido 30 años, dice que este disco le trae muy buenos recuerdos, como la colaboración de Cozy Powell (Black Sabbath, Rainbow) a la batería. También comenta lo contenta que está de que Tommy Bolan (guitarrista de Warlock) esté de nuevo junto a ella sobre los escenarios.

Respecto a la canción ‘All we are’ -probablemente el mayor éxito de Warlock- Doro recuerda que invitaron a unas cincuenta personas al estudio para hacer los coros y que enseguida vio las caras de alegría y diversión, que había magia en la sala; en ese momento se dio cuenta de que iba a ser un éxito. Añade que en principio el tema iba a aparecer en la cara B del vinilo pero que finalmente decidieron que fuera el primero de la cara A.

En 1989 llegó la transición de ‘Warlock’ a ‘Doro’ y la cantante alemana dice: “No fue mi decisión cambiar el nombre al proyecto. Tuvimos problemas legales porque alguien nos robó el nombre, aunque no lo pudimos probar. De repente me di cuenta de lo que era el negocio musical, cuánto tiburón hay, y si quería seguir con mi carrera, tenía que cambiar el nombre. La compañía de discos no quiso tener que levantar un nuevo proyecto, un nombre diferente; entonces yo sugerí ‘Doro’ para que los seguidores de Warlock lo conectaran inmediatamente. La discográfica se mostró de acuerdo pero dijo que sería sólo esa vez, que una vez arreglados los problemas, volveríamos a ser Warlock. ¡Pero luego pasaron veinte años hasta que pudimos recuperar los derechos del nombre! De verdad, yo nunca quise iniciar una carrera en solitario, yo lo único que quería era seguir haciendo música y rockear con los fans.”

En referencia a aquella época, ya como ‘Doro’, en los noventa: “He tenido muchas bandas, muchos músicos diferentes… y no siempre es lo mejor. Crees que siempre vas a crecer y crecer, pero no, las cosas cambian. De repente llegó la explosión del Grunge y las bandas de Metal ‘normal’ se vieron apartadas. Fue duro, pero siempre intenté dar lo mejor, sobrevivir y nunca me rendí.”