El pasado sábado 26 de noviembre estuvimos viendo a Ekyrian como banda telonera de Kramp en la actuación que tuvo lugar en la madrileña sala 38 Special, en el barrio-distrito de Vicálvaro. El pequeño festival iba a contar con otro grupo más que finalmente no pudo actuar: Chainbreaker.

Nos habían comentado que hacían música Folk y Metal, y nada puede definir mejor la conjunción de voces e instrumentos de un octeto formado por Jorge (voz), Fran (guitarras solista y rítmica), Roldán (guitarra rítmica), Robcry (bajo), Santos (batería), Roberto (teclados), Aitor (flauta travesera y whistle), Noelia (gaita, pandereta y low whistle) y Aitor (flauta travesera y whistle).

La formación interpreta en castellano y mezcla con bastante frescura y atractivo los estilos afines a la música celta, los sonidos étnicos, los aires medievales y nostálgicos que tanto casan con sus letras y, por supuesto, una buena base de electricidad rockera y guitarras expresivas. El nutrido combo se formó en 2013 y a finales de 2015 iniciaron la grabación de su maqueta “Memorias del bosque”, que consta de siete temas, disponibles desde abril de 2016. Los títulos de las composiciones son “Angua”, “Último aliento”, “Pueblo celta”, “Folkyria”, “La llegada de Krampus”, “Río de niebla” y el relato hablado “La leyenda de Santana”.

Leo Cebrián Sanz