La aeronave más grande del mundo, el Airlander 10, conocido como el “culo volador” por su peculiar forma y diseño, se ha estrellado en su segundo vuelo de prueba. El aparato golpeó un poste telefónico durante su aterrizaje en Bedfordshire, Reino Unido. Perdió la estabilidad y se precipitó lentamente al vacío (ver vídeo). Se produjeron serios daños en la cabina pero no ha habido víctimas ni heridos.

Si te preguntas por qué recogemos esta información en un medio de Rock, ahí va la explicación:

Bruce Dickinson, cantante de Iron Maiden, invirtió 450.000 dólares, en 2014, en este proyecto de la compañía Hybird Air Vehicles (HAV), además de ayudar a buscar más inversiones para este ‘monstruo’ volador.

Bruce comentó en su momento que la decisión de invertir todo ese dinero no fue fácil, pero que creía que la tecnología era muy ignorada y este proyecto podría ser la respuesta a las necesidades de la aviación del mundo.

Añadió: “No espero recuperar mi dinero pronto, sólo quiero ser parte de ello. Siendo una persona del rock, el dinero me lo podría meter por la nariz o comprar un millón de Rolls-Royce, o bien puedo hacer algo útil. Pocas veces en tu vida puedes hacer algo realmente grande como esto.”

Lo que más llamó la atención al humanitario Dickinson es que el Airlander 10 puede aterrizar en el agua, un desierto o en el hielo, permitiendo el acceso a lugares remotos y de difícil acceso. La nave es amigable con el medioambiente, además de permanecer tres semanas en el aire, siendo un elemento crucial en la futura entrega de ayuda humanitaria en cualquier parte del mundo. Con un largo de casi 100 metros, tiene bajos índices de ruido y de polución. bruce airlander

El cantante e inversor manifestó: “Si quieres llevar un hospital a África, pones el hospital dentro de esto, pones la máquina a volar y… trabajo hecho. Con este tipo de nave también puedes descargar 20 toneladas de agua clara, potable, en una aldea africana. Es sorprendente lo que puedes hacer con ella.”

El frontman de Iron Maiden también indicó que le gustaría transmitir por internet un viaje del fabuloso aparato entre el Polo Norte y el Polo Sur: “Puedes ‘aterrizar’ directamente en la capa de hielo o caer sobre el desierto de Atacama, después subir e ir hacia un bosque lluvioso o donde sea…”