Nos encanta que los amigos nos descubran discos, y que no sean Facebook o Youtube los prescriptores que nos los sugieran mediante un frío algoritmo. El caso más reciente de recomendación ha sido el de Mercury Rex, una banda de Hard Rock y Heavy Metal clásico a la que desde ya mismo ponemos en nuestra lista de futuribles. Hay otro grupo que se llama Mercury Rev -sin duda más conocido-, pero que actúa en festivales tristes como el de Benicassim. Así que mejor con la “x”, sí.

El quinteto se fundó en  2011 en Zaragoza y actualmente está integrado por Iñaki “Averno” Salas -voz y verdadero motor creativo de la formación-, David ‘Lawless’ Rodríguez (guitarra), Alberto Moreno “Peque” (bajo), Juanjo Martínez (batería) y Diego Zapatero (teclado). El combo se caracteriza por abarcar un amplio campo de trabajo, ya que no se ciñe a una sola fórmula y encara con igual determinación los medios tiempos, las baladas y otras piezas más proclives al Power Metal.

El productor de su primer disco, titulado “Instinto animal” (The Fish Factory, 2012), fue el gran Pedro J. Monge, guitarrista de los siempre imbatibles Vhäldemar, los metaleros de Bilbao. A él han recurrido de nuevo para lo que en breve será su segunda referencia, que en estos momentos se encuentra en pleno proceso de grabación.

Mercury Rex han compartido cartel con los internacionales Masterplan y Redbone, a los que han demostrado que el castellano es un idioma bien propicio para el Heavy Rock con melodía. También han recurrido al inglés en ocasiones excepcionales, como a la hora de adaptar la versión que a su vez hiciera Judas Priest del tema ‘Diamond and Rust’, de Joan Baez. Esta incursión cerraba el repertorio de su álbum de debut.

Leo Cebrián Sanz