Desde hace unos años, la consigna no es decir Benito Kamelas sino Los Benito. Particularmente lo preferimos, porque este grupo siempre nos cayó muy simpático y el juego de palabras inicial nos parecía más propio de Los Inhumanos que de un combo de Rock callejero con conciencia crítica.

Dicho esto, su vocalista Joaquín Gómez “Quini” fue durante un tiempo un personaje muy querido en esta casa -aún lo es, por supuesto-, por lo que nos alegramos de que siga al pie del cañón con su particular forma de interpretar las letras de su banda.

Esa forma de interpretar define buena parte de la personalidad del quinteto, siendo una característica que te hace amar u odiar a Los Benito -un poco como pasaba con sus paisanos Tránsfer-. En el tema “María”, uno de los diez de la nueva colección, canta incluso con reminiscencias de rumbero peligroso, cual punk-rocker infiltrado en Los Chichos o Los Chorbos. “Las calles dormidas” es otra demostración de cómo el “quejío” flamenco también puede ser eléctrico.

En Los Mejores Rock nos encontramos entre los partidarios de “Quini”, porque su entusiasmo, pasión y entrega refrescan la escena del Rock combativo cual ventilador en una habitación calurosa. “Todo corazón”, que diría nuestro compañero y amigo Fran Llorente. Hace un par de años el vocalista hizo sus pinitos en solitario con su disco “Y se hizo la luz”, pero “Quini” es un hombre de colectivo y no tanto de individualidad artística. Sus actuales compañeros son Juan Manuel Burgos “Loco” (guitarra solista y coros), Vicente Tormo “Vincent” (guitarra y coros), Nacho Balanza “Nachet” (bajo) y su batería original Ismael Vivo “Sexy”, que ha regresado a la formación tras un tiempo fuera de ella.

Dos álbumes en directo en una discografía con un total de siete placas habla a las claras de la vocación de Los Benito por el contacto directo con el público. Recomendamos ver su concierto histórico a la caída de la tarde en el Viñarock de 2014 para refrendar la consigna. Pese al aprecio de respetable, el grupo nunca ha contado especialmente con el favor de la crítica. Su extraña multinominación a los Premios de la Música Independiente (MIN) del pasado año no deja de ser una anécdota o curiosidad.

Y digo yo, ¿realmente importa? Los Benito no son los más técnicos ni los que más “cabreados” están, pero llevan veinte años contagiando alegría y “buen rollo” sin por ello tener que plegarse a la superficialidad en los mensajes. Musicalmente continúan instalados en lo suyo, que es el Rock Urbano de piñón fijo y una facilidad extrema para la melodía y los coros sing-along.

Leo Cebrián Sanz