Sherpa se ha marchado de vacaciones, pero las estadísticas no mienten y siguen interesando a nuestros lectores sus polémicas opiniones sobre la condición amateur de los músicos aficionados, realizadas un par de semanas atrás. El artículo publicado en esta web hace unos días con la reflexión de una reputada cantante lírica que defendía al antiguo bajista de Barón Rojo dio una perspectiva nueva al problema.

Para tratar de ser ecuánimes y dar por cerrado el asunto con un criterio opuesto al de María Rolando, traemos hoy en exclusiva la posición de un músico al que Sherpa consideraría “no profesional”. Decimos en exclusiva no tanto por la fama da nuestra firma invitada, sino porque el debate se ha producido entre particulares y melómanos, y no tanto entre los músicos implicados en la controversia. El silencio del colectivo habla por sí solo de lo delicado del tema, por lo que agradecemos a Ángel Cencerrado, cantante del grupo Adámastos, que se haya significado con la siguiente carta abierta a José Luis Campuzano “Sherpa”.

“¡¡¡Querido Sherpa!!!

Respeto tu opinión como músico y persona que eres. No es que no esté de acuerdo con la creación de un sindicato de músicos profesionales; no es mala idea, aunque la experiencia me hace pensar que ocurrirá como con todo sindicato. Al principio tienen su sentido y se organizan y consiguen adquirir derechos, pero al final sólo sirven para mantener a personas que viven de los artistas que realmente mueven dinero.

Escribe un trabajador y metalero y después de la corta experiencia con su grupo amateur Adámastos, entiendo que conozco la realidad de muchos grupos que están deseando dar ese salto de grupo amateur a profesional y luchan por ello sin saber cómo hacerlo. ¿Sabes?, de esos grupos no tienes ni idea.

Tocar nos cuesta dinero, mucho dinero y esfuerzo, pagamos local de ensayo sin ayudas del consistorio ni de nadie. Nuestra formación paga los instrumentos y equipos de sonido, además de pagar a productoras que sólo quieren que les pagues para darte unos bolos en salas que al menos admitan conciertos de Metal. Me he visto en el caso de pagar a la productora y pagar también a la sala por tocar…. ¿¿¿Quién dice que no pagamos por tocar???

Además, pago impuestos. No sé si más o menos que otros, pero me siento “acribillado” como el que más y no quiero dar detalles de lo que cuesta querer hacer tu propia música e intentar que te la reconozcan. Sólo quiero entender tu opinión desde la perspectiva de que tus orígenes y comienzos como músico no fueron fáciles. Nunca lo son para nadie, pero por aquel entonces, si valías y te lo “currabas”, podía ocurrir que una discográfica, productora o lo que fuera apostara por ti para grabar discos, de esos que gracias a Internet no se venden como antes. Sherpa, la vida está “jodida” para todos; de otras maneras, pero hay que seguir luchando.

No estoy de acuerdo con que se tenga que pagar por tocar y me da igual la creación de un sindicato aun siendo una buena idea, porque no creo en ellos. Y me pregunto… ¿Por qué no te has metido con las bandas tributo (ja, ja, ja). Esas sí que cobran bien por tocar canciones deeee… Barón Rojo (por ejemplo). Esas sí que tienen delito, no las bandas nuevas que intentan dar el salto a lo profesional sin muchas veces saber cómo.

Engañados por unos y otros, curtiéndose en la experiencia palo a palo y siempre con una sonrisa en la cara porque haces lo que quieres y “te la suda”, porque lo haces con el corazón y le dedicas tantos ensayos y tiempo que nada puede salir mal. Sherpa, sé que me entiendes, sé que sabes de lo que hablo. De esas bandas locales que telonean a los grandes gratis para que vendan 20 entradas más, que la cosa está muy “jodida” para todos.

He tocado para tres personas echándole los mismos “huevos” que cuando eran doscientas, pero soy amateur. Hemos pagado nuestro precio por donde hemos ido. Nos han “jodido”, pero nuestra reacción ha sido dejar nuestro nombre y nuestra música lo más alto que podíamos, con la mierda de medios y de equipo que hubiera en muchas ocasiones. Claro, somos amateur, “pero no sonaba mal” decían (ja, ja, ja, ja). Con eso me quedo, con que hemos hecho lo que hemos querido y nos ha gustado, pagando nuestro precio, con nuestros palos y errores, pero siempre con el Metal (nuestra música) por delante.

Sherpa, te vi actuar en mi pueblo con Castejón en acústico y me encantó. Eres un buen artista; lo hicisteis genial y entiendo tu postura, pero tú no sabes realmente cómo de duro está el tema con las bandas que emergen. Está bien dar ideas para mejorar…, ¿pero mejorar en qué sentido? ¿Mejorar quiénes, los de siempre? Sindicatos, organizaciones tipo SGAE… qué miedo me da todo eso por experiencia personal. Sherpa, tienes siempre mi respeto, aunque no esté de acuerdo con tus afirmaciones.

 ¿Cómo puedes pedir que paguen bandas que están hartas de pagar ya por su inexperiencia pero que son buenas bandas? Todo se mueve por dinero hoy día… que “jodido” está todo, que “trillao” y que “quemao”. Pero seguiremos estando ahí, ¿verdad, Sherpa?

La cosa no va a cambiar. En este país pagamos siete veces por todo. En el cine, por ejemplo, cuando por ir a ver una producción nacional pagas lo mismo que por ir a ver una extranjera, aun estando el cine subvencionado por el gobierno. En la música también ocurre, aunque mucho menos. Seguro que eso lo sabrás tú mejor que yo…

Esta es mi humilde y resumida opinión, porque a nadie importan las venturas y desventuras de este mundillo. Eres bueno en el escenario, Sherpa. Un saludo”.

 

 

A modo de necesaria apostilla a este crispado (aunque no negaremos que entretenido) “culebrón del verano”, nuestro colaborador en Castilla La Mancha, José Ramón Nieto “Kema púas”, ha querido llamar la atención sobre otro de los puntos interesantes de lo sucedido en las últimas semanas: el ataque directo a una de las instituciones de nuestra historia del Rock. Sus palabras ofrecen un contrapunto de sentido común, con el que finalizamos esta serie de artículos con los que Los Mejores Rock hemos querido profundizar en la cuestión.

“Sirva este artículo, no para crear polémica ni que para que alguien se sienta ofendido. Creo que es un tema muy peliagudo, que llevaría ríos de tinta e infinidad de debates entre los músicos tanto profesionales como no. Aun así, que conste que respeto por igual a todos ellos.

Me he leído muchas de las críticas hacia Sherpa, derivadas de sus palabras. He podido darme cuenta de la falta de respeto por parte de gente de nuestro rollo hacia la figura del Sherpa. ¿Vosotros creéis que así vamos bien? ¿Por qué en vez de hacer críticas destructivas no las hacemos constructivas? Si ya de por sí el panorama musical de este país y sobre todo a nivel de Rock y Heavy metal está tocado, ¿por qué vamos nosotros y machacamos a un músico que tiene dos dedos de frente -con una trayectoria que es de sobra conocida-, por el mero hecho de decir que haría falta un sindicato de músicos y que los grupos no profesionales deberían de pagar por tocar?

Muchos critican estos temas, pero pasan de largo las descargas ilegales porque son ellos los que roban de esa manera el trabajo de cualquier banda de Rock/Metal y no les interesa. Estamos de acuerdo en que montar una banda no es fácil y que cuando la montas sale todo de tu bolsillo. Pero yo quiero ir más allá y lanzar una pregunta al aire y dos posibles respuestas: ¿Qué es ser músico profesional?

1. ¿Un músico que tiene su carrera musical con años de estudio, pero no vende discos y se dedica a tocar con su banda los fines de semana porque tiene otro trabajo (hobby)? 

2. ¿Un músico que empezó autodidacta o con estudios básicos pero que vende discos y vive de ello? 

Sirva la primera opción para que quienes se sientan identificados con ella digan: “Es lógico que quiera cobrar, porque todo me lo estoy pagando yo”. En este caso, sí, de acuerdo, pero tienes tu trabajo y estás ocupando un puesto cuando hay profesionales que se dedican a ello de forma exclusiva. Yo lo catalogo como afición y creo que para las aficiones cada uno se paga el material necesario con el que practicarlas. ¿Por qué ha de ser diferente en la música? Si tu hobby es montar en bicicleta, puedes gastarte 1.500 euros por hacerte con una. ¿Pero por ello vas luego a la Federación Española de Ciclismo y le pides que te paguen cada vez que sales a andar en bicicleta los fines de semana? 

Entiendo que una vez que has trabajado duro y si tu banda ha cogido una posición que realmente te da para vivir, pues que entonces puedas dejarlo todo y dedicarte  a una cosa, no a las dos. De todas maneras, Sherpa, creo que te has equivocado de país para dedicarte a la música profesional, porque aquí los músicos profesionales no estáis unidos como hay que estarlo. Desgraciadamente, os dedicáis mas a machacaros entre vosotros que a luchar juntos.

Ahí queda una reflexión u opinión más. Cada uno que saque sus conclusiones. Estamos en un país libre (vamos, eso creo)”.

Gestión de la colaboración de Ángel “Adámastos”: José Ramón Nieto “Kema púas”.

Leo Cebrián Sanz