Madrid, casi ajeno a los festivales veraniegos durante los últimos años, parece haber encontrado un evento con vocación de continuidad en Mad Cool, que ha conseguido un sold out de 45.000 entradas diarias para cada una de sus tres jornadas, con tres meses de antelación.

El eclecticismo es una de las características de este festival con talante vanguardista que, para nuestros lectores roqueros, cuenta entre sus participantes con algunos referentes internacionales como Foo FightersGreen Day. Hay más recomendaciones a nuestros seguidores, como la interesante propuesta de Quique González, que, desde la canción de autor, bucea en las raíces del Rock y el Folk americano, el Hardcore Melódico de los veteranos Rancid o el Rock desenfadado de Los Zigarros, banda levantina que ha causado furor en distintos festivales veraniegos.

Así lo define su director, Javi Arnáiz: “Nuestra idea es crear un festival diferenciado en la experiencia global, con un line up ecléctico donde tengan cabida artistas internacionales de primer orden, futuros talentos en pleno desarrollo y bandas emergentes, que son el verdadero relevo generacional. Creemos que potenciar la escena emergente es vital para conseguir desarrollar bandas… Siempre pensando en el futuro?”.

Se trata de crear una tradición y rentabilidad que asegure un festival fuerte durante muchos años, una cita obligada que, debido a la situación geográfica de la capital de España, sea capaz de crear un hábito en todos los aficionados nacionales y sea un estímulo para la visita de público del resto de Europa.

A casi dos meses vista de la celebración del evento, ya no hay manera de obtener entradas. La última opción fue conseguir localidades de un día para las jornadas en las que intervenían Foo Fighters, tanto en Madrid como en la edición de NOS Alive de Portugal, que tendrá lugar los días 6, 7 y 8 de julio en las inmediaciones de Lisboa.  Una oportunidad que no desaprovecharon los fans más avispados de la banda norteamericana.

Javier del Valle