Ginger, el frontman de The Wildhearts, ha sido hospitalizado debido a serios problemas de salud mental.

Su mánager lo ha hecho oficial comentando además que está en tratamiento y vigilado las 24 horas del día. También anuncia la suspensión de sus próximos conciertos en Manchester y Londres (18 y 19 agosto) se posponen.

La noticia de la hospitalización de Ginger llega después de que el pasado fin de semana se dijo que había pasado una noche bajo custodia policial por un incidente en su concierto en Ahogill, Ballymena -Irlanda del Norte-.

Ginger, durante este concierto acústico, tuvo un altercado con uno de los asistentes. Más tarde el músico tuiteó que había intentado quitarse la vida y ya anunció que estaba bajo la Ley de Salud Mental, que es la que define cuando una persona puede ser detenida, ingresada y tratada en un hospital en contra de sus deseos.

Ginger lanzó el año pasado un sencillo titulado “Fuck you brain” para resaltar la prevención del suicidio y aumentar la conciencia sobre la salud mental. Entonces dijo sobre la depresión: “Es una enfermedad que mata, de hecho mata a más personas cada año que el cáncer. Todo el mundo habla del cáncer -y está bien, así debe ser- pero hay muchas organizaciones que luchan contra esta enfermedad y, sin embargo, para la investigación de la salud mental no se reciben fondos del gobierno, es un crimen.”

  • Ginger, cuyo nombre verdadero es David Walls, tiene 52 años y, además de líder de The Wildhearts, ha grabado discos en solitario y ha pasado por bandas como la de Michael Monroe o Brides Of Destruction por un corto periodo. Su carrera comenzó como miembro de The Quireboys.

Ginger con otra de sus bandas paralelas: Hey! Hello!