Hace 20 años Los+Mejores era todavía un ‘fanzine’, no tenía formato de revista profesional. En el número del “verano’96” (lo lanzamos en julio) la portada la ocupaba Bon Jovi, pero también escribimos sobre…


por Jon Marin


En el verano del 96 publicamos la crónica del concierto que un “nuevo” grupo, M-Clan, dio en la sala Catedral de Madrid (creo que años después pasó a ser ‘K-TDral’). José Mari M. Cebrián comenzaba con esta predictiva frase: “M-Clan, a pesar de haber debutado recientemente, (…) pueden llegar muy lejos.” Era la primera vez que se presentaban en Madrid en concierto propio, previamente lo habían hecho teloneando a  Vargas Blues Band, Dogs D’Amour o Collective Soul. Aquella noche hicieron versiones de Bad Company, Led Zeppelin y Deep Purple, algo quizá demasiado duro para sus actuales seguidores.

Antonio Sánchez firmó la crónica de un concierto de Misfits, ya sin Glenn Danzig, y Sardonica. Fue en la añorada sala Revólver de Madrid, el 28 de marzo de 1996.

Como dato curioso señalábamos el hecho de que tuviera que ser Metallica quien revalorizase el nombre de Misfits, en 1987, gracias a las versiones incluidas en el EP ‘Garage days re-visited’.

carl-perkinsTambién A. Sánchez escribió sobre Carl Perkins, que tocó en la madriñela sala La Riviera en marzo. Se quejaba de que el maestro no hizo ni un solo bis tras pagar 3.500 pesetas (más de 20 euros en el año 1996 era mucho dinero).

Rafa Basa hacía entonces un programa de televisión en un canal local de la capital española y organizó un concierto en la sala Canciller para celebrar su primer año en antena. Actuaron Elyte (“algunos momentos muy notables”, escribíamos), Áspid (“del Heavy al Speed, de éste al Thrash, y de ahí… a lo que hacen Pantera”), Crazy Cabuxa (“chorro de voz femenina con más sabor a Blues & Soul que a Rock”), Ñu (“el trovador del Rock español, escritor, poeta de sentimientos y vivencias cumplió con creces su cometido”) y Barón Rojo (“salgan de su destierro y no se queden en su tumba porque aún no están muertos”). La crónica nos la repartimos Manuel Martínez C., Fernando Sánchez y un servidor. La frase dirigida a los Barones fue de Fernando, ¿diría hoy lo mismo?

Otro clásico al que vimos en directo fue Pat Travers. La crítica de Lujuria, grupo telonero, fue de Manuel Martínez C. Contaba que los segovianos lo dieron todo y mostraba su disgusto porque en la sala sólo hubiese unas 150 personas y el más joven probablemente superaba los 28 años. Antonio Sánchez se encargó de Pat Travers y destacamos la introducción: “¡Hay que ver qué injusto es el mundo! Mientras que todos saben quién es el paralítico de Marc Knopfler o ahora gusta a todo dios Gary Moore con sus discos ‘Blues-Light’, parece ser que uno de los mejores músicos canadienses de la historia no consigue despegar de ese estatus de culto (…) en vista de lo vacío que estaba Canciller esta noche.”