Hace 20 años Los+Mejores era todavía un ‘fanzine’, no tenía formato de revista profesional. En el número del “verano’96” (lo lanzamos en julio) la portada la ocupaba Bon Jovi, pero también escribimos sobre…


por Jon Marin


Teníamos entonces nuestra sección de correo. Los más jóvenes no lo podréis creer, pero nuestros lectores escribían sobre un papel, lo metían en un sobre, le ponían un sello y lo llevaban a un buzón; ¡cuánto esfuerzo, ¿verdad?

Luis Muñoz, de Lugo, nos decía: “Seguid en la línea que lleváis, Los+Mejores es de p.m. y se cuenta la verdad, algo raro en las revistas de este género (…) Voy descubriendo que el mundo del R&R es una mierda por culpa de ciertos personajes. Así que seguid los de verdad.”

Y Goyo, desde Madrid, (que luego acabaría entrando a formar parte de la redacción) nos escribío un completo artículo acerca de la moda de incluir demasiadas baladas y canciones lentas en los discos de Hard Rock, todas convertidas en ‘singles’ por parte de las compañías discográficas para convertir esos discos, hasta entonces desconocidos por los ajenos al mundo del Rock, en grandes éxitos. Mencionaba los ejemplos de Extreme, Mr. Big, White Lion y Scorpions.

También escribíamos sobre lo que nos daba la gana. Rocío Gómez firmó un artículo sobre que el Heavy Metal nunca haría daño a vuestros gatos. Esto tras recoger un escrito de la revista “El Mundo del Gato” en el que una supuesta especialista desaconsejaba este hábito a los dueños de dichos felinos; mejor música clásica, defendía.

El mencionado en el artículo anterior de esta serie, O’Bruxo (José Luis Álvarez Calviño) nos enviaba la crónica del concierto de Accept y Vicious Rumours en Puente La Reina –Navarra- (18.05.96). Primer dato curioso: Los Vicious salieron a tocar a las 23 h. y Accept a las 12 de la noche, es decir, todavía muchos conciertos se hacían con “horario español” y no “europeo”.

Udo seguía cantando en la banda que lo hizo famoso y Calviño escribía: “Udo, aunque en forma, ya no llega como antes. ¡Joder, es que lleva más de veinte años en el candelero!” Ahora podemos añadir: ¡Y los que le quedaban… y esperemos que le falten! Acababa la crónica con: “Un gran concierto de los que hacen época.”

Por cierto, ¿sabéis qué regalábamos a nuestros suscriptores en aquel número? El primer disco de Lujuria, ‘Cuentos para mayores’. Curioso.

lujuria-cuentos-para-mayores