El último domingo del mes y primero de la Feria del Libro madrileña se produjo la firma inaugural de ejemplares del nuevo libro del dibujante Miguel B. Núñez, un prestigioso ilustrador y autor de cómics, que el pasado año tuvo un sonado éxito editorial gracias a la difusión y ventas de “Heavy 1986”, una recreación extraordinariamente precisa de lo que significaba ser “jebi” en Madrid en el año de referencia. Para ello se servía de un hilo argumental en torno a varios personajes de ficción, pero 100% asimilables a algunos de los amigos, colegas o estereotipos que todos conocimos y tratamos en esa época.

Miguel fue metalero antes de evolucionar hacia otros gustos y aficiones, pero aún conserva la fidelidad a la cultura y el sonido con los que creció. Gracias a esa actitud de respeto por el pasado y empatía hacia lo que significó para una generación entera, la continuación de la historia de “1986” vuelve a dar en la diana. Esta vez nos encontramos ante un enfoque ampliado de las aventuras y desventuras de unos héroes de ficción a los que ya comenzamos a tomar cariño, y que bien podrían protagonizar una serie o saga en toda regla.

Como no queremos revelar la trama y que quienes ya conocen el argumento lo disfruten hasta el final, preferimos adelantar que los jugosos bonus-tracks de Núñez se concretan en esta ocasión en un repaso a las otras tribus urbanas de los años ochenta: rockers, mods, skinheads, punks, siniestros, breakers, pijos… ¡y hasta quinquis!, todos ellos con apariciones episódicas a lo largo del libro. El calzado representativo de cada tendencia da paso -nunca mejor dicho- a una banda sonora imaginaria, que en el caso del Metal se concreta en una galería final de músicos emblemáticos, tanto a escala nacional como internacional.

Los artistas y  grupos homenajeados por la pluma y los textos de este genio de la creatividad gráfica son Azucena, José Carlos Molina, Asfalto, Wendy O. Williams, Girlschool, Doro Pesch, Alice Cooper, Blackie Lawless, King Diamond, Lizzy Borden, Tony Iommi, Lemmy Kilmister, Blue Öyster Cult e incluso Marillion. Una selección arbitraria y caprichosa… y por eso nos gusta aún más. Desde luego, nada que no se escuchara con devoción o curiosidad en la segunda mitad de la década mágica. En cada caso hay una breve semblanza biográfica y un divertido apartado al que ha titulado “Canciones que te grabaría en una cinta”, que es justamente eso, una selección de los mejores temas del músico tributado.

“Heavy. Los chicos están mal” toma su subtítulo de la homónima canción de Topo y como la primera entrega ha sido publicado por Sapristi Cómic. El tomo se completa con unas palabras de Miguel B. Núñez sobre el significado de esta nueva aportación a la historia del Rock en España, la letra de una canción en castellano que no desvelaremos, el capítulo de agradecimientos correspondiente y algunas de las opiniones que suscitó en la prensa el lanzamiento de su previa.

Recomendamos paladear su lectura con absoluta devoción, porque hay viñetas que contienen detalles muy minuciosos sobre cómo se hablaba o cómo se salía vestido de casa para ir a bailar al Canciller o sencillamente a tomar unas “litronas” en el parque. Mira que si de aquí sale una película o un corto…

Leo Cebrián Sanz