por Jon Marin

Fotos del Twitter de Hell & Heaven Festival y Jon Marin


El gremio de la prensa es muy quisquilloso, hay que reconocerlo. Si no lo tratas bien, te arriesgas a que, juntando cuatro palabras, arruine tu evento. No es mi deseo hacer mucha sangre porque desde el departamento de prensa de Hell & Heaven, los días previos al gran festival, hubo muy buena disposición con LosMejoresRock.com. Pero comenzar una larga jornada de trabajo -y diversión, por supuesto- haciendo una cola de tres horas para que te entreguen tu acreditación… es más que duro.h&h recinto twitter oficial festi

El problema es que, en torno a las 14 h. (la hora tope estaba fijada en las 15 h.) se formaron varias filas paralelas con el fin de que nos entregaran la dichosa pulserita. Por culpa de los aprovechados que se colaban directamente, pues hacía falta vigilancia, y que hubiese muy poco personal entregando las acreditaciones, ninguna de ellas avanzaba. Y lo más insólito: Alrededor de las 16 h. las colas se paran totalmente y se corre la voz de que las pulseras destinadas a los periodistas ¡se han acabado! ¿Pero qué control es este? ¿A qué enchufados les están dando los pases que nos corresponden? Más tensa espera, dicen que han ido a buscarlas a otro lejano punto de la Ciudad de México. Paciencia y a hacer amistades con compañeros de profesión, ¡qué remedio!H&H 1

Al final, ni pulsera ni gafete (como se dice en México), nos entregan una triste entrada, de acceso general, igual a la que cualquier terrestre se podía comprar en taquilla. Con buen talante, pensamos: “Vale, da igual, adentro y a disfrutarlo.”

Pero no da igual para todas las jóvenes y/o luchadoras bandas que han estado tocando desde las 12 del mediodía hasta las 18:30 h. o más, que es cuando ya, por fin, hemos recorrido el largo trayecto desde la zona de acceso hasta ponernos al pie de los escenarios. ¿Cómo vamos a escribir sobre ellas si no las hemos visto? Así que sólo queda mencionarlas -¡qué menos!- y animaros a escribir comentarios si tuvisteis la suerte de vivirlo, al contrario que nosotros.h&h entrada by jon marin

Por el escenario “New blood” fueron pasando War Kabinet, Black Overdrive, Obey The Moon, Raven Black, El Clan, los ecuatorianos Anima Inside, Driven, All Misery, Taipan, Rain Shatter y Cathleen. A partir de las siete de la tarde continuaron dando caña en este escenario donde se apoya a los grupos que necesitan un empujón como el que ofrece el Hell & Heaven dándoles esta oportunidad: Julian’s Fire, Anima Tempo, Arcadia Libre, Origin y Abolishment Of Flesh. Mucha variedad estilística en conciertos que nunca superaron los 45 minutos.

En el escenario “Alternative” nos perdimos a Letal Kreator, Akasha, Deiform, The Rhiozome, Rejexion, Thantra, Pressive, HCTK, a los colombianos Koyi K Utho y a los argentinos A.N.I.M.A.L, que nos contaron que estuvieron demoledores.h&h by Jon Marin

Y seguimos con esta aburrida manera de hacer periodismo citando a más formaciones que pasaron, en este caso, por el escenario “True Metal” y no nos dejaron ver y escuchar: Orka, El Cuervo de Poe, Morskog, Winter Haven, Pinhed, Nightbreed, Bulldozer, los conocidos Voivod y Dying Fetus.

En los dos grandes escenarios, en las primeras horas del festival, descargaron: Colectivo Suicida, los veteranos mexicanos Transmetal, Fear Factory (es raro que tocaran a las 15:30 h.) y Mushroomhead -en el Heaven Stage-, mientras que por el Hell Stage pasaron Espina, Supremacy, Tanus y Killcode. Y nosotros, mientras, haciendo cola…

h&h long hair by Jon Marin

Continuará…