El cantante del grupo Hyneria, Sergio Mateos, nos cuenta la historia del grupo:

“No sé si os habrá pasado quedar para un ensayo y que no aparezca nadie. Ahí estábamos Andy y yo en nuestro pequeño local de Castellón esperando entre el moho, un olor rancio y una botella con un líquido amarillento bajo el cartel de ‘no beber’. Él estaba poco ilusionado con la banda pues era el segundo guitarrista y no le dejaban apenas componer. Me miró y dijo: ‘Tengo una canción’. Saqué la última letra que había escrito, él comenzó a tocar y todo encajó a la primera, ¡no sólo eso!, era la mejor canción que habíamos hecho nunca. Así fue como nació ‘Ruge, tiembla’, y en 2009 decidimos formar nuestro propio grupo.

Pasamos por dificultades. Cambiamos varias veces de bajista y de batería, nos desplazamos de local en local y hasta nos robaron el equipo. Parecía que todo estaba en nuestra contra hasta que finalmente conocimos a Azas, quien sería el bajista definitivo de Hyneria. Teníamos claro que la música debía ser contundente, no buscábamos nada complejo pero sí hacer algo fuerte y original. Tras más de cuatro años componiendo, Eugenio Muñoz nos dio la oportunidad de viajar a Madrid y grabar un disco. ¿Qué más puede soñar un joven músico? Nos abrió las puertas de su casa, encontró un batería para nosotros y nos enseñó un lado de la música que jamás habíamos conocido. No sólo fue una experiencia increíble, creo que también maduramos como músicos. Todos disfrutamos mucho de Hyneria hasta que llegó lo peor.

Andy enfermó y en poco tiempo se nos había ido, ni siquiera pude despedirme de él. Es injusto y sólo puedes sentir rabia ante algo así. Han pasado dos años desde su muerte y por fin en 2016 se publica el disco por el que tanto nos hemos esforzado: ‘Give me five!’

Azas y yo esperamos que os apasione el disco tanto como a nosotros. Y para despedirme ahí va el que ha sido nuestro grito de guerra durante todos estos años: ‘¡RUGE!, ¡TIEMBLA!´”

El disco estará disponible el 26 de agosto.