Nunca nos cansaremos de denunciar el veto que determinados festivales o sectores del negocio ejercen respecto a la opción del público de poder disfrutar de grupos que no forman parte de una oficina concreta de management. Viene esto a cuento por la dificultad o casi excepcionalidad que supone encontrar a un grupo como Insolenzia en cualquiera de los carteles de corte alternativo que pueblan la geografía española durante la primavera y el verano.

La banda aragonesa paga así su absoluta independencia dentro de la industria, que es un valor añadido a su de por sí arriesgada apuesta por la mezcla de Rock Urbano y poesía. La formación que comandan los vocalistas Isabel Marco (también guitarra) y Daniel Sancet -autor de la parte literaria- lleva editados ya cuatro discos oficiales de forma autónoma con el sello Carcajada Records: “Lluvia y sol” (2007), “La boca del volcán” (2010), “Me quema el sabor de tus ojos” (2011) y “Con el mundo entre las piernas” (2013).

Los tres últimos adoptaron el formato del CD-libro, esto es, una novela original, cuyos capítulos corresponden a las distintas canciones del audio.. Un planteamiento único en el Rock español, entre otras cosas por el esfuerzo de creatividad y desarrollo conceptual  que implica una trilogía tan ambiciosa. Un dato revelador que refrenda lo apuntado: esta misma revista nombró a Sancet mejor letrista en sus galardones del año 2010, cuando Los +Mejores aún se editaba en papel.

La actualidad del combo está marcada por la campaña de apadrinamiento con la que van a costearse la edición de su próximo disco en directo. Las formas de apoyar la iniciativa son tantas y tan imaginativas y atractivas que preferimos que sean los propios usuarios de esta web quienes indaguen en ellas.

Por nuestra parte, aún recordamos el esfuerzo de la parte más visible de Insolenzia, Isabel y Daniel, cuando ni cortos ni perezosos se plantaron en Madrid para una velada de lectura y música con motivo de la celebración del Día del Libro -si nuestra memoria no nos falla en cuanto a la naturaleza de la velada-. Aquel maratoniano viaje de ida y vuelta desde su pueblo Alagón demostró que están en esto por el amor al arte… a todas las artes, y que dentro de unos años habrá que valorar su vinculación a la letra escrita y el Rock de guitarras como una de las alternativas más interesantes del panorama nacional.