Jack Russell (cantante, Great White) habló claro hace unas semanas sobre sus problemas con el alcohol:

-Cuando murió Jani Lane, el cantante de Warrant, en 2011, decidí mantenerme limpio y no beber, pero por desgracia en ese momento no lo suficiente. Duré poco.

-Hace ocho meses, un día bebí como un loco. Me caía del taburete del bar en el que estaba; me dijeron que tendría que irme o llamarían a la Policía. Don Dokken estaba conmigo y me llevó a mi barco. Mi mujer, enfadada, me metió en la cama y al día siguiente… sencillamente no desperté. Caí en coma.

-Más tarde el doctor me dijo que si seguía bebiendo, me cargaría el hígado y moriría. Así que dije: “Ya está bien, no voy a correr más riesgos.”