A menos de una semana de la celebración del gran festival Rocktiembre en la madrileña plaza de toros de Las Ventas, ya la tenemos liada. El protagonista de la polémica no podía ser otro que el último en sumarse al cartel, José Carlos Molina al frente de Ñu, quien amenaza nada menos que no tocar si no se corrige su posición en el orden de actuación.

El mensaje ha sido publicado en su Facebook personal hace apenas una hora -escribimos esta noticia a las 18:3o, horario español-, por lo que muy probablemente somos el primer medio digital en dar cuenta del siguiente comunicado del líder de Ñu:

“Estamos intentando que Ñu no toque de día, pues sería un error por parte de la organización sacar a Ñu a las 7-45 de la tarde.

Hay serio peligro de que Ñu, habiendo firmado el contrato a las 9 horas, no se presente a este festival.

Como bien es sabido, mi persona ha aceptado todas las condiciones de esta actuación sin rechistar, pero esto me hace sentir mal porque naturalmente, si sé que es de día, no hubiera aceptado tocar en este concierto.

Así que lo siento, se me acabó el buen rollito y sería un milagro que la actuación de Ñu se llevara a cabo.

Un saludo a la gente y espero que se me comprenda. Yo no estoy en esto sólo por dinero y sé que no esperáis menos de mí”.

Veremos cómo se soluciona este inesperado cisma en la aparente fraternidad que existía tanto entre los propios músicos como respecto a la organización de esta magna fiesta de reivindicación del rock español de los 70. De momento, son muchas las opiniones que en el propio Facebook de José Carlos Molina piden al excéntrico músico que reconsidere su postura.