El Ska-Rock más gamberro y Punk sigue sumando adeptos en nuestras ciudades. Kerman es una de esas formaciones de reciente creación que han optado por la reivindicación cachonda y bailonga, esta vez en formato de cuarteto. Ska-Reggae de bajo coste, pero de alto resultado a la hora de la juerga y la alegría. Música para bailar con una mochila detrás y algunas sabias consignas políticas en la cabeza.

Mario (batería y coros, con pasado en Txuzos de Punta, Bodega Bodega y Eskorbutando Cicatrices), Gabri (vientos y coros, con experiencia en los citados Bodega Bodega), Alvarito (bajo y coros, también antes en Grim Comet y Eterno Trastorno) y el propio Kerman (voz y guitarras, ver Materia, Olduvai y Aizu!) se unieron en una misma banda hace apenas dos años y en un corto espacio de tiempo han editado un primer disco titulado ‘Jaia! (“fiesta” en euskera) y su reciente “Sociedad limitada”, un EP con seis temas: el que le da título e inicia, “La canción de los pitufos”, “Que me digan lo que quieran”, “Vagos y maleantes”, “Movimiento pogo”-todo un tutorial sobre cómo bailarlo- y ‘Fast food’.

Los amigos de cuadrilla que han participado en el disco han sido Txarly Usher (Carniceros del Norte, Radiocrimen), Niño Malo (Matando Gratix), Monje (Sagrada Familia) y José (Deprestao). Curiosa mezcla de Kortatu y la saga Ska-P/The Locos, con la irreverencia de Tijuana In Blue la de estos madrileños.

Leo Cebrián Sanz