El pasado jueves 20 de abril se presentó en Madrid la última y genial ocurrencia de Kike Suárez “Babas”, el agitador, periodista-escritor y en última instancia artista inclasificable y provocador nato que mejor encarga la figura atractiva y peligrosa del artista intenso. La carrera de este iconoclasta cantautor rockero no ha encontrado el favor mayoritario del público, pero no habrá sido por la ausencia de originalidad en su propuesta, una de las más interesantes y complejas del panorama nacional. Kike suele acompañar sus aventuras musicales del formato grupo, siendo el último en acompañarle el conocido como La Desbandada –ergo Kike y la Desbandada-.

Para celebrar su trayectoria, el propio Babas ha querido autohomenajearse con mucho sentido del humor y un documental de esos que recorren una carrera mediante imágenes de conciertos del pasado y testimonios de los músicos que han colaborado con el protagonista.  “El banquete del mendigo” tuvo su premiere en el cine Artistic Metropol, en el marco de una tarde-noche dedicada al Rock español, durante la que también se proyectó el videoclip “Jarama”, que el grupo Boikot ha protagonizado bajo la dirección de su guitarrista Alberto Pla. El visionado previo del corto que inspira la canción se acompañó posteriormente de algunos de los videoclips que Pla ha firmado, como los dedicados a Albertucho o Porretas, todo ellos bajo la producción de Zoombi 2 Films.

La velada también sirvió para presentar un pendrive que incluye la discografía completa del señor Suárez, además del referido documental. Los discos que se incluyen son los de su pura trayectoria en solitario, ya que anteriormente formó parte de grupos como Huevos Canos, The Vientre o los siempre recordados King Putreak junto a su inseparable compadre Kike Turrón. “Sueño a la vista”, “Carta blanca”, el recopilatorio “De calle y beso 2013-1998” (con todo tipo de duetos interesantes desde los comienzos mismos de su andadura musical) y los EPs “Cante pirata” y “¿Dónde vas con esa pistola en la mano?” ofrecen una apabullante muestra de su capacidad para jugar al despiste, ya sea con música infantil como con su sempiterna reinterpretación del rock más canalla y sexual, siempre al borde del peligro tóxico y los vaivenes de la sentimentalidad a flor de piel.

El documental es un banquete, sí… pero no de mendigos sino de amigos como Francis (Doctor Deseo), Kutxi Romero (Marea), Lichis (La Cabra Mecánica y grabaciones posteriores como tal), Julián Hernández (Siniestro Total), Manolo Kabezabolo, Leive y Rubén Pozo (los dos integrantes de Pereza, ¡aquí sin gafas de sol!) o el periodista Javier Gallego (Carne Cruda). Audiovisuales inéditos de actuaciones en directo y hasta extractos de intervenciones televisivas en programas pintorescos van perlando los fragmentos de la música del Babas, siempre mestiza, extrema, sensual y hedonista a la par que torturada y en ocasiones perturbadora.

Los chicos querríamos parecernos a él, con ese estilazo capaz de combinar la chistera con un uniforme del servicio de limpieza de la ciudad de Madrid, y las chicas caen rendidas ante un tipo indiscutiblemente guapo, que derrite sus defensas con una calculadísima -al tiempo que espontánea- seducción en toda regla.

Leo Cebrián Sanz