Killus fueron una banda precursora en su momento, y aún hoy en día conservan su prestigio como formación avanzada en el Metal Industrial contemporáneo más dramático y visualmente efectista. Su pócima juega en cada disco con una estética diferente, a la que acompañan de un viaje siempre torturado y a veces siniestro a los rincones más ocultos del alma humana.

Esta mediterránea reinterpretación de lo que en su día iniciaron grupos como Marilyn Monroe o Nine Inch Nails se la debemos a Supersixx (voces), Kun (guitarras), Ruk (guitarras y programación), Premutoxx (bajo) y Nano (batería). El quinteto de Castellón es especialmente valorado en la isla del Brexit, donde en unas semanas inician una gira de una docena de fechas. También tocarán en un gran festival en Alemania, como en su día lo hicieron en Portugal, el Viñarock del pasado año o el Resurrection Fest en sus convocatorias de 2016 y 2017.

La gira continental que les puso en primera línea del estilo que practican fue la que les hizo girar durante tres meses de 2014 (abril, noviembre y diciembre), por varios países europeos y el Reino Unido con motivo de la presentación de su disco ‘Feel the Monster’ -publicado un año antes-, en un cartel compartido con sus compañeros suecos Avatar y los británicos The Defiled. Por afinidad, también podrían haberlo hecho con Ministry o Rammstein, por citar sólo dos nombres.

La obra musical exportada desde la ciudad de Vila-real consta de cinco álbumes en dos décadas de muy sostenido crecimiento artístico: además del ya citado, ‘God Bless Us’ (2007), ‘Extinction’ (2009), ‘Never Something Was So Real’ (2011), “Siente el Monstruo” (2013) y “Ultrazombies” (2016). En el archivo de LosMejoresRock.com hemos encontrado además su maqueta ‘Insert children’ -nada más y nada menos que del ya remoto año 2002- y la versión en castellano de “Nunca Fue Algo Tan Real” (Nómadas en Acción, 2010), en la que todavía expresaban en castellano sus emociones y pesadillas. Lo que se dice todo unos veteranos en esta casa…

La novedad del nuevo año se titula ‘Imperator’ y ha sido grabada por Ruk, quien además ha ejercido la labor de productor y masterizador junto a Enrique Soriano. Entre los títulos que destacan de su nueva batería de trece composiciones destacan el tema de impacto ‘The army of dead soldiers’ y eldenominado ‘Stranger things’, inspirado por la popular serie de televisión. ‘Rostov’ recuerda los crímenes del asesino en serie de la ciudad rusa -y lo hace con la colaboración de Tim Skold (MM, KMFDM)-, mientras que ‘Do it in my name’ escarba en el siempre fanganoso terreno de las sectas.

Leo Cebrián Sanz