KISS ha tenido que suspender su concierto en Mánchester (Inglaterra) previsto para el próximo 30 de mayo.

No ha sido una medida tomada por el grupo, por miedo o recelo, sino porque el recinto permanece cerrado y tampoco estará disponible dentro de cuatro días.

La banda ha comunicado: “Tenemos el corazón roto por la atrocidad cometida contra las víctimas inocentes de Mánchester.”

“No podremos tocar en el Mánchester Arena el 30 de mayo”.

“Estábamos ansiosos por hacer este concierto para nuestros seguidores de la ciudad pero, dados los últimos acontecimientos, en comparación, suspender un concierto de Rock parece algo de poca importancia.”

“Nuestros pensamientos y oraciones están con las familias y amigos de los afectados y con todo el pueblo de Mánchester en este momento difícil. Estamos con vosotros y os tenemos en nuestras oraciones”.

La foto principal de la página de Facebook de KISS es ahora esta:

  • En estos días ya se han suspendido otros conciertos en el recinto donde tuvo lugar el atentado como los de Blondie y Take That.