Hace 20 años Los+Mejores era todavía un ‘fanzine’, no tenía formato de revista profesional. En el número de “octubre/ noviembre ’96” la portada la ocupaban tres grupos: Metallica, KISS y AC/DC, pero también escribimos sobre…


por Jon Marin


 

En el verano de 1996 Iron Maiden, con Blaze Bayley a la voz, hizo la gira más extraña de cuantas vimos en España. Nada de las tres ciudades habituales por aquellas fechas (Madrid, Barcelona, San Sebastián), sino que visitaron  pequeñas o medianas poblaciones, ninguna de ellas siquiera capital de provincia: San Javier (Murcia), Jerez de la Frontera (Cádiz), Miajadas (Cáceres), Villarrobledo (Albacete) y Fraga (Huesca). La acabamos llamando, por tanto, “Gira rural española”.

Servidor aprovechó el principio de unas vacaciones para pasarse por Jerez, tomar un poco de fino y enfadarse con que Iron Maiden tocase como una banda de pueblo (me refiero a lo visual) y ¡sin mostrar a su famosa mascota Eddie! Así lo narré:

“Iron Maiden siempre ha sido sinónimo de espectáculo visual añadido al musical: efectos pirotécnicos, escenarios temáticos, telones, riqueza ornamental y brillantes apariciones de nuestro monstruo favorito: Eddie. Esta vez consistió en cinco músicos sobre un escenario y luces sobre ellos. Sí, sí, estoy escribiendo sobre Iron Maiden. Supongo que en esta gira su caché habrá descendido ostensiblemente y el grupo no ha querido arriesgar en gastos superfluos… para otro tipo de formaciones pero, es la cruda realidad, imprescindibles para entender a Iron Maiden y lo que representa.”

La colección de temas interpretados me gustó y me encantó que acabasen con ‘The trooper’, algo que debería ser ley desde que la compusieron.

¿Y Blaze Bayley?, ¿qué sensaciones sacamos? Ahí va lo escrito:

“Los temas de la era de Paul DiAnno, por las características de su voz, los interpretó mejor que los de la época de Bruce Dickinson. Está Blaze muy lejos de borrar el recuerdo de Bruce, aún le faltan tablas, personalidad, descaro, apariencia, actitud, etc. Cuidado, no pongo objeción alguna a sus cualidades como vocalista; ni tiene ni debe imitar al sustituido. Es cuestión de dar tiempo al tiempo, a todo acabamos acostumbrándonos. A todo, menos a Iron Maiden sin show escénico.”

Como telonero actuó Helloween, que hizo lo mismo que en su propia gira española unos pocos meses atrás; en la que, por cierto, quien ocupaba el segundo puesto del cartel era Bruce Dickinson con su banda. Puntuación neutra para los alemanes. El grupo Skin estaba previsto pero se cayó del cartel y abrió una banda llamada Dirty Deeds, que me pareció bastante simple y poco original. Este grupo británico sólo duró tres discos (editados en 1996, 99 y 2002); en el último, ‘Blown’, el guitarrista era Richie Faulkner, ahora en Judas Priest.