Quizá alguno de vosotros había caído en la similitud que hay entre la portada del nuevo disco de Metallica ‘Hardwired… to self-destruct’ y la del trabajo de Crowbar ‘Odd fellows rest’.

Dimitri Scheblanov, uno de los directores creativos y fotógrafos de la obra de Metallica ha dicho que la similitud “no ha sido intencionada” y ha negado cualquier influencia tomada del CD de Crowbar, que salió en 1998.

Ha añadido:

“La apariencia es similar, pero creo que la intención de los creadores de aquella fue diferente a la nuestra. Fue bastante impactante enterarnos de que había una cosa parecida. Me gusta la de Crowbar, pero nunca habíamos oído hablar de la banda o de su música, así que fue interesante enterarnos luego de que había otra obra así dentro del Metal.”

Comenta también que la conversación surgió a los tres o cuatro días después de salir el disco:

“Estábamos con algunos de los músicos, gente del ‘management’ y del entorno de Metallica y salió el tema del parecido de la portada. Lo más gracioso es que todos decíamos ‘¿y quién coño son Crowbar?’ Eso nos hizo sentir un poco mejor, que gente del entorno no los conociese mucho, porque si fueran más famosos se podría pensar que habíamos querido hacer una copia. Nos sentiríamos mal si la gente pensara que estábamos robando algo.”

Dado que la casualidad llega al punto de que en ambas portadas la cara de la izquierda saca la lengua, se le siguió insistiendo. A lo que Scheblanov respondió:

“Comenzamos a trabajar en la idea de la portada y había como nueve diferentes combinaciones de la misma. La banda eligió una de ellas y esa es la actual, la portada. Resulta extraño pero eso ha sido: una sincronía rara. No sé cómo se ha dado pero, ya digo, de muchas combinaciones, eligieron esta con la coincidencia de la lengua.”

Kirk Windstein, frontman de Crowbar, fue uno de los primeros en señalar la similitud. En Facebook escribió: “Hablando claro, después de hacer una gira con Metallica mientras yo estaba en Down, yo sé que los colegas (de Metallica) saben quién es Crowbar. Con todo, dudo mucho que algún miembro del grupo nos haya robado la idea. ¿Tal vez el diseñador o artista? De todas formas, se mire por donde se mire… ¡es una buena idea copiada! Ahora, Lars y James: ¡Escuchad ‘Odd fellows rest’!”