Su muerte se produjo el pasado martes 3 de enero y ha pasado prácticamente inadvertida, pero desde Los Mejores Rock queremos rendir tributo a Enrique Lozano, quien fuera fundador, compositor, guitarrista y cantante del grupo Los Íberos, uno de los mejores de la escena Pop española de los años 60.

El músico malagueño compartió conjunto con Diego Cascado, Cristo de Haro y Adolfo Rodríguez, otro de los nombres fundamentales de la década gracias a su paso por CRAG (Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán). La condición pionera de Los Íberos les llevó desde Málaga a Londres, pasando por Madrid para bregar su estilo en actuaciones en directo en los clubes más populares de la capital.

La música de Los Íberos se fraguó en programas de televisión como “Escala en Hi-fi”, pero su impecable trabajo vocal venía de serie con el propio cuarteto, que se empleó a fondo para conseguir una coordinación de voces casi cristalina. Cantaban igual de bien en castellano e inglés, y participaron en la película musical de Iván Zulueta “1, 2, 3, al escondite inglés”. A ella corresponde este proto-videoclip de su canción ‘Hiding behind my smile’.

Lozano pasó muchos años en el ostracismo y el olvido hasta que el cantante de Danza Invisible, Javier Ojeda -gran recuperador de la historia de la música joven en la provincia de Málaga-, le organizó un homenaje en 2011. El reconocimiento le animó a escribir un libro de memorias titulado “A la búsqueda de una identidad”.

Leo Cebrián Sanz