Hace 20 años Los+Mejores era todavía un ‘fanzine’, no tenía formato de revista profesional. El ejemplar del verano de 1997 (número 26) salió en junio y en la portada no había un protagonista en especial; fue una especie de collage con imágenes de Dio, The Black Crowes, W.A.S.P., Motörhead y Aerosmith. Las cuatro primeras bandas habían pasado por Madrid los meses previos y ofrecíamos las críticas de sus conciertos, e incluimos también el logo de Aerosmith porque hacía poco que su importante disco ‘Nine lives’ se había publicado.


por Jon Marin


Siento desilusionar a los que tengan ahora veinte años o menos y crean que son maltratados por sus gustos musicales o sus pintas. En los ochenta, los ‘roqueros duros’ (jevis y similares, más o menos guapos o arreglados) éramos bautizados como macarras o mala gente, en la calle y en la prensa generalista. La cosa seguía más o menos igual en los noventa aunque a algunos periodistas pijos les hubiesen hecho gracia Nirvana y Pearl Jam unos años antes. Como muestra, en la sección donde recogíamos todos los disparates y tonterías que escribían los “entendidos” de música en los grandes periódicos, en este número escogimos estos recortes:

Mientras unos melenudos más bien cursis, Europe (…) Malas noticias al respecto: su cantante, el monísimo Joey Tempest, amenaza en solitario. Su club de fans en España (no es broma, existe) se lo agradecerá. -Suplemento de ocio de ABC-.

Tras un concierto de Barricada y Ñu en la sala Canciller, Pablo Carreño, en el diario ABC, escribía una columna en la que sólo comentaba el pasado y presente, de entonces, de los navarros pero casi nada del show en sí. ¿Seguro que estuvo? De Ñu ni una línea.

En otras publicaciones veíamos cómo definían el redondo ‘Agila’ de Extremoduro como “un buen disco Pop” y escribían tranquilamente sobre W.A.S.P.: “Un grupo que se bautiza con la máxima expresión racista de los Estados Unidos, W.A.S.P. (Blanco, Anglo-Sajón, Protestante)”, cuando Lawless siempre había dicho que ellos no le daban ese sentido, sino “We Are Sexual Perverts” (somos pervertidos sexuales).

En fin, que no nos podemos quejar de lo que se escribe ahora en los grandes medios. Claro que internet ayuda mucho.