“10 años de amigos, 10 años de Rock & Roll”. Así de positivo y sincero reza el título del disco con el que el grupo Los Rodeos celebró en 2010 su primera década de adhesión al género. El cuarteto rocker de La Roda (Albacete) se siente orgulloso del trabajo desarrollado en la difusión de la cultura del Rockabilly y ese r’n’r puro y básico de artistas como Chuck Berry, fallecido horas antes de que escribamos esta nota. Su versatilidad les lleva a terrenos limítrofes, como los marcados por el Rhythm and Blues, el Country Rock o el Surf. Interpretan sus temas originales mayoritariamente en castellano, con alguna incursión en el inglés.

La actual formación de Los Rodeos -que al parecer están incluso registrados como Asociación Musical de Rock Los Rodeos- es la integrada por Jesús Martínez (guitarra, voz y coros), Ángel Játiva (batería y voz principal) e Inocencio de Lamo (contrabajo, bajo eléctrico, voz y coros).

El primero sustituyó a Héctor del Pozo en 2015, aunque de hecho éste figura como cuarto integrante en los créditos del álbum, en el que ejerció como guitarra solista y voz. La información actualizada nos la ha proporcionado el libro “Una historia del rock”, de su vecino Miguel Luis Carrasco Ramo, quien ha escrito un interesante volumen recientemente presentado en Madrid y al que dedicaremos su correspondiente artículo en las próximas semanas.

Los veteranos Ángel e Inocencio llevan ya un cuarto de siglo sobre los escenarios, en uno de esos casos increíbles y admirables de vocación por un estilo musical que no está de moda, pero que siempre tiene su sitio en las convenciones especializadas y las concentraciones moteras. Su lema es “El rock and roll es la vida”… y a fe que lo cumplen a rajatabla.

Leo Cebrián Sanz