Según la web TZM, hay similitudes entre las muertes de Chester Bennington y la de su amigo Chris Cornell.

A Chester se loe encontraron bajo la puerta que separaba su dormitorio del ropero y a Chris entre la del dormitorio y el baño del hotel. Ambos se suicidaron por ahogamiento, el de Linkin Park con un cinturón y el de Soundgarden con una cinta para hacer ejercicio, las cuales estaban aún alrededor de sus cuellos. Ninguno dejó nota alguna.

Parece ser que encontraron una botella casi vacía de alcohol en la habitación de Bennington, aunque no había evidencia de que hubiese tomado drogas.

Chester Bennington cantó en el funeral de Cornell (ver vídeo de arriba), además de escribir unas líneas muy entrañables en las que decía: “No puedo imaginar al mundo sin ti”.

El cantante de Linkin Park era padrino de uno de los hijos del otro vocalista muerto recientemente, así que su amistad era muy cercana.

Esta es la nota que ha hecho pública la familia de Chris: “La familia Cornell está abrumada por las noticias desgarradoras sobre Chester Bennington, que trágicamente han llegado tan seguidas a nuestra pérdida. Muchos abrazos y amor a la familia de Chester y compartimos el dolor con todos aquellos que lo amaban.”.

Vicky, viuda del cantante de Audioslave y Soundgarden, puso en Twitter: “Justo ahora cuando pensé que el corazón no se me podía romper más”.

 

 

 

Ambos cantantes juntos sobre el escenario: