Son una de las sensaciones de la temporada de festivales y galas de verano, pero pocas noticias verás de ellos en los medios de comunicación. Al igual que Aspencat, Zoo o incluso La Raíz en su día, Mafalda tienen un amplio seguimiento en redes que permite que sus conciertos estén siempre hasta arriba de un público muy joven.

Forman parte de la reacción alternativa a la situación sociopolítica que se ha vivido durante muchos años en la Comunidad Valenciana, una especie de rebelión artística natural a los tiempos oscuros de la corrupción moral e institucional sufrida en la zona. Músicos de apenas veinte años tomaron los instrumentos y los micrófonos para denunciar la impunidad de sus representantes públicos y proclamar sus ganas de vivir en una sociedad más justa y limpia.

Puestos en situación, cabe recordar que Mafalda nació en 2010 en la provincia de Valencia, y que según ellos mismos lo que hacen es Reggaecore -con trazos de Ska y Funk-, aunque nosotros preferimos englobarles en esa otra etiqueta que se denomina Rocktizaje, la mezcla de Rock y Mestizaje. La banda cuenta con una formación de tres voces (dos femeninas y una masculina), dos guitarras, bajo, batería y una sección de viento compuesta por trompeta y trombón.

Hasta el momento han editado tres discos, todos ellos disponibles en descarga gratuita: “Música basura”, “Nos deben una vida” y “La última vez que te escucho”.