La segunda parte del acto promocional celebrado por el grupo Mägo de Oz el pasado martes 13 de junio en el madrileño Hard Rock Café tuvo su colofón con la entrega de un disco de oro por las ventas de su más reciente álbum: “Ilussia”.

Las 40.000 copias de ventas en soporte físico que acreditan el impacto comercial de su última grabación fueron saludadas con la recompensa de un cuadro enmarcado para cada integrante del grupo, cuya parte central contenía la portada del álbum y el tradicional vinilo dorado conmemorativo.

El invitado que les repartió estos recuerdos inolvidables de otro año de gran éxito fue Fortu, cantante de Obús, que subió al estrado acusando una visible cojera, producto de un accidente casero. El vocalista había viajado 550 kilómetros para estar presente en el acontecimiento y pese al cansancio bromeó con que lo que de verdad importaba ese día era la presentación de la cerveza artesana de Mägo y no el disco.

Ya más en serio, Fortu -que acudió junto a su inseparable compañero de banda Paco Laguna- quiso dar la enhorabuena a Mägo de Oz por toda su trayectoria y destacó que “la cosa está jodida y no todo el mundo puede vender estas cantidades de copias. Yo estoy súper orgulloso de tener una banda en este país que sigue luchando y dándolo todo en el escenario. Sabemos que el viaje que tenemos es muy duro y en el camino siempre nos ponen trabas, pero ellos siguen con la constancia y la lucha”.

Leo Cebrián Sanz

Imágenes: Alejandra Martínez Sánchez e Itzíar Cebrián Aguirre.