El incombustible Manolo UVI -pionero del Punk en Madrid que militara entre otras bandas y proyectos en La UVI, Commando 9MM. (luego Commando a secas) y Punk Guerrilla-  es quien está detrás de la exposición de carteles de conciertos y motivos promocionales relacionados con la música Rock que se inauguró el pasado jueves en el madrileño bar de tapas y restaurante Casa Filete, anteriormente conocido como Filete Ruso.

La muestra se exhibe en uno de los locales de moda entre la modernidad capitalina, que disfruta de la decoración de un típico bar español en un ambiente cosmopolita y cultural. Casa Filete se encuentra en el entorno del Conde Duque, a escasos metros de la calle Princesa (C/ San Bernardino, 15). Los afiches pueblan las paredes de su zona de mesas sin un orden o criterio concreto, ya que abarcan distintos estilos y artistas y grupos protagonistas. Todos los posters están a la venta y reproducen copias enmarcadas de originales, en muchos casos sobre una superficie similar a la de una pizarra.

El veterano músico -al que hemos visto en los últimos tiempos apoyando a Ana Curra en la gira del disco “El Acto”, de Parálisis Permanente-, es un caso único de supervivencia personal y artística dentro de la escena rockera madrileña. El icónico cantante y bajista se reinventa una y otra vez con la misma energía que en 1981 y desde hace unos meses ha vuelto a hacer de las suyas con la tienda Gabba Gabba Shop, situada en uno de los puestos de la planta superior del Mercado de la Cebada, en el distrito de Latina.

Nos encontramos ante un espacio comercial que bien podría estar ocupado por una frutería o una carnicería, pero que sin embargo sirve para alojar todo un universo de vinilos, camisetas, complementos y objetos decorativos relacionados con el Rock y el Punk de las tres últimas décadas. Su visita es 100% recomendable, tanto por la propia decoración del lugar como por la variedad e interés de las referencias que pone a la venta. Lo atienden el mismísimo Manolo UVI y sus compañeros de cuadrilla, siempre solícitos con el visitante.

Leo Cebrián Sanz