La cantante cristiana Lacey Sturm –antes en el grupo Flyleaf– ha dicho que le sorprende que muchos músicos “no hayan encontrado a Dios” pero que ahora se topa con más creyentes que antes. Por ejemplo comenta: “El otro día conocí a Dave Mustaine de Megadeth y me sorprendió. De lo primero que me habló fue de Dios, y fue sincero, me podría haber hablado de lo que quisiera, no tenía que hacerlo para impresionarme.”

Dave Mustaine, acerca de este tema, dijo el año pasado: “La religión es para la gente que le tiene miedo al infierno y la espiritualidad es para los que ya hemos estado en él.”

Tres años atrás comentó que su fe no se reflejaba en sus letras y que intentaba mantener la religión apartada de ellas: “Francamente, no creo en la religión, pero sí tengo una relación personal con Dios y con Cristo. Es algo privado, yo no presiono a nadie.”

Tal como os contábamos en otro artículo, el bajista de Megadeth, Dave Ellefson, se convirtió hace poco en pastor luterano. En 2012 afirmó que tanto él como Mustaine habían renovado su interés por el Cristianismo. Añadió: “Cuando luchas contra Dios es una dura batalla y todo es cuesta arriba. Cuando te rindes a Él y lo abrazas es como si te pusieran un motor a reacción y avanzas a gran velocidad, no con mucho éxito pero sí con facilidad. De repente ya no necesitas operar desde una posición tan competitiva y siempre con el miedo metido. Te dejas llevar por la corriente, en lugar de nadar contra ella y navegar siempre río arriba.”

Cuando a Ellefson se le preguntó también sobre si las creencias de ambos llegarían a las letras de Megadeth, su respuesta fue rotunda: “Ese es el gran error de siempre: si eres un metalero sólo puedes cantar acerca del diablo y si eres un tío de Iglesia sólo cantas sobre el Señor; ¡qué estereotipo más pobre!”

Añadió el bajista: “Si hablamos de Dios es porque nos preguntan, las giras de Megadeth no son una cruzada, no estamos de misión.”