Lars Ulrich –batería de Metallica- ha dicho dice que James Hetfield –guitarra- se quedó “lívido” (pálido) cuando en la ceremonia de los Grammy su micro no sonaba: “En plena batalla, mientras estás ahí tocando, cuando es un problema técnico no sabes realmente qué pasa: ¿No está saliendo la voz, está llegando a la mesa, se oye fuera, son sólo los monitores los que fallan? De modo que tienes que seguir tocando. Después de dejar el escenario, no había visto a James así en veinte años. Estaba lívido (mientras imita una cara de querer matar a alguien). Lleva muy bien el paso del tiempo y siempre es como un chaval, pero los primeros cinco o diez minutos en el camerino, la verdad, no fueron muy divertidos.”

“Como dicen, el show debía continuar y luchamos contra ello. Con el fuego, con Gaga a mi alrededor… yo sólo me decía ‘sigue, sigue…’ Por lo menos mucha gente dice que ahí estuvimos para una gran audiencia, que era el objetivo de estar en los Grammy.”

Antes Ulrich había comentado que Lady Gaga fue el quinto miembro perfecto de Metallica: “Su voz, su actitud, su visión del espectáculo fueron impresionantes. Su actuación fue fácil y natural, dejó fluir naturalmente el espíritu del Hard Rock y el Metal por sus venas. Fue fácil para ella, no hubo nada forzado, se dejó llevar por su energía más caliente.”

  • Metallica anunció hace unos días una gira por veinticinco estadios norteamericanos que comenzará el 10 de mayo en Baltimore. Les acompañarán en casi todos los conciertos Avenged Sevenfold y Volbeat, y Gojira estará en los seis últimos.