El guitarrista Michael Wilton, de Queensryche, ha declarado que la separación con el cantante Geoff Tate “tenía que suceder” y era necesaria.

También confirmó que uno de los incidentes que les convenció fue cuando en 2012, en el festival Rocklahoma, gritó al público algo así como que apestaba o era una mierda (“you guys suck!”)

Wilton: -Fue un mal día, obviamente… Pero tampoco hay que hacer las cosas públicas o echarle la culpa al otro.

Como en todos los negocios, hay altibajos, pero cuando ves que ya nadie en el grupo está de acuerdo con él… Había que hacer algo diferente, tenía que suceder; era necesaria su marcha. Nadie vibraba ya en el grupo, así que era la única alternativa.