Dos fotógrafos profesionales, Neil Zlozower y Barry Levine, han demandado a Motley Crue por usar fotos, cuyos derechos no pertenecían al grupo, en multitud de camisetas y otros productos del ‘merchandising’ oficial que la banda puso a la venta con motivo de su gira de despedida definitiva, “The Final Tour”.

Zlozower y Levine alegan que, en sus propios estudios y con su material, hicieron varias sesiones de fotos a Motley Crue durante los ochenta y que nunca dieron su permiso para que esas imágenes fueran utilizadas y menos en productos que se pondrían a la venta.