Seguimos celebrando la Navidad como corresponde a Los Mejores Rock, que es apoyando y difundiendo los garitos de música en directo que durante este final de mes programan actuaciones en vivo. Cuadrillas de amigos, parejas que apenas salen nunca y hasta jacarandosas cenas de empresa terminan su noche en los bares y pubs que contratan a grupos para animar estas fechas tan especiales.

Nuestro último periplo nos llevó hasta las tierras de Aluche y Campamento, dos barrios que en los años ochenta dieron mucho juego al Heavy Rock nacional gracias a sus concursos locales y los masivos festivales que se organizaban con motivo de sus fiestas. La situación ha cambiado mucho, pero por fortuna todavía existen héroes que defienden los valores de la música de guitarras. De todo el distrito, nuestro rincón favorito es sin duda el situado en la esquina de la calle Seseña, 8. El edificio pasaría completamente desapercibido, pero dentro hay más vida y amor por la cultura que en cualquier otro lugar del eje Paseo de Extremadura-Cuatro Vientos.

La planta de arriba está ocupada por el local del Partido Comunista de España, desde donde emite desde hace décadas la emisora libre Onda Latina, que toma su nombre del distrito municipal al que pertenece. Se trata de la única estación radiofónica en la que aún se pincha vinilo son ningún problema, gracias a programas de resistencia como “Calmaria” o “Al borde del abismo”, ambos dedicados al rock progresivo y sinfónico, o el espacio sobre Heavy Metal que comandaba Nacho, del club Pounding Metal Union.

La planta de abajo está ocupada por La Mala Live Music, más conocida simplemente como La Mala. Su recinto acoge una amplia barra a la derecha de la entrada y un espacio diáfano y abierto para que disfrutar de la música en directo resulte cómodo y atractivo. El escenario es bastante más grande que los habituales en este tipo de lugares. Esta logística aumenta la movilidad de los músicos, al tiempo que facilita su inspiración artística.

Estuvimos presentes el pasado 23 de diciembre durante el ensayo de Blue Spirit Blues Band, un combo de blues que nos puso a bailar agarrados cual pareja en Nueva Orleans. Sonaban muy bien y nos quedamos con ganas de comprobar la acústica del lugar con una buena entrada de público, así que seguramente regresemos para ver a Miguel Oñate el próximo viernes 30 de diciembre. El que fuera cantante de Asfalto arrasó en su concierto de Navidad en la sala Hebe, del barrio de Vallecas, y todo apunta a que lo hará también en este aperitivo de las uvas del fin de semana.

Leo Cebrián Sanz