Otro de los grupos “espabilados” que dejó constancia de su existencia mediante el reparto de flyers en el pasado festival Leyendas del Rock fue Oblivion’s Garden, que en castellano significa “El jardín del olvido”. Este quinteto alicantino se formó a principios de 2008 y presenta un currículo artístico que incluye dos maquetas y una grabación completa: ‘Seed’, publicada en 2014. Su segunda entrega es un EP de cinco temas al que han titulado ‘Outbreak’, de inminente aparición.

El Metal Melódico y Sinfónico de Oblivion’s Garden se sustancia en un interesante contraste entre vocalista femenina y piano/teclado, contundencia instrumental y sensibilidad compositiva a la hora de plasmar cambios armónicos y pasajes más reflexivos. Los músicos tratan de dar un aire propio a conceptos tan afines al Metal actual como la melancolía, la épica o el drama.

El quinteto está integrado por Estirva (voces y coros), José Miguel Casanova y Antonio Raymundo (guitarras), Vicente Villatoro (batería) y Alejandro Hernández (teclados), más la colaboración ocasional de Jorge Toledo al violín. Antes pasaron por las filas de la formación el bajista Adrián y el guitarrista Rocky Suárez. En 2013 fueron producidos por el bajista Luis Varó, del que justamente escribimos hace unas horas al referirnos a Mortis Cruentus, compañeros del Metal provincial con los que también estuvo el ya citado “Toño” Raymundo.

El pasado mes de abril Oblivion’s Garden participó en la segunda edición del Metal Woman Fest en la capital murciana y ya en septiembre se atreverán por primera vez con la versión acústica de sus canciones.

Leo Cebrián Sanz