Osezno es un grupo de la zona sureste española que ha llegado con mucha fuerza al mundo del Rock. Son muchos los medios que han colocado su primer disco, también llamado ‘Osezno’, entre los mejores del año 2017 –LosMejoresRock.com también lo hemos hecho-.

Mantenemos una larga charla con Grego Ruiz, cantante de este grupo que proclama el “Rock’N’Core’ como estilo propio.


por Jon Marin


Por la elección de dicha etiqueta musical comenzamos esta entrevista que os ofreceremos en varias partes…

Grego: -Es sencillo: Musicalmente nos gustan muchas cosas. Inconscientemente, esas influencias salen y chapoteamos en muchos charcos: Hard Rock, Punk, Groove Metal, Hardcore, Stoner… Y por esa razón creamos esa etiqueta, un poco de broma, para definirnos cuando nos preguntaban qué tipo de música hacíamos.

Y la prensa y el público, ¿en qué etiqueta os sitúan?

-Bueno, cada quién es libre de interpretar nuestra música como mejor le parezca. Hay gente que le parece que estamos más orientados al Metal y Groove de los noventa, otros le ven una vertiente más MetalCore, otros más Stoner… Hay variedad de opiniones.

Vamos a empaparnos de vuestras raíces. El grupo Osezno nace en 2013, pero ¿qué habíais hecho antes, musicalmente hablando?

-Abel (guitarrista) y Darío (bajista) vienen de compartir formación en otra banda local y, al separarse de ella, empiezan a gestar Osezno. Yo vengo de Screw Coco, una banda que tuvo algo de repercusión, sobre todo a nivel local hace unos años, y Víctor (batería) de tocar con una banda local llamada Dirección Prohibida.

-Conozco bien a esta última, le dedicamos espacio en Los+Mejores, la que era nuestra revista impresa, hace unos años.

Todos los grupos sufren el hándicap del cambio de músicos -unos que vienen y otros que van-. ¿Cómo habéis llevado este tema vosotros y cómo os encontráis ahora?

-Afortunadamente, hoy en día estamos genial. La formación está completada totalmente. Pero sí es verdad que lo pasamos un poco mal tras un par de cambios en la batería hasta que dimos con Víctor.

Os estrenáis con un disco (también llamado ‘Osezno’) que editáis vosotros mismos. Parece que en estos tiempos es la única salida para los grupos… Nadie apoya.

-En nuestro caso no podemos decir que nos encontráramos con puertas cerradas. En primer lugar, decidimos no llamar a ninguna y la autoedición fue nuestra primera opción. Estábamos ansiosos por salir a la carretera y necesitábamos el formato físico cuanto antes, así que nos lanzamos a por ello de cabeza.

Por cierto, ¿contentos con lo que se ha dicho/ escrito del disco hasta este momento?

-Muy, muy contentos. Está claro que, aunque creemos profundamente en la banda y en el disco, el feedback recibido, tanto del álbum como de los directos, ha sido excepcional: Buenas críticas, inclusión en varias listas de los mejores discos del año en prensa local y nacional…No podemos pedir más. Muchas gracias.

De todas formas, ¿qué es lo más raro, lo más chocante que han dicho o escrito de vosotros?

-Osezno… más peligroso que el que atacó a DiCaprio.

-Ja, ja… ¡Has elegido un titular nuestro! El compañero Leo Cebrián se pondrá contento.

Aunque estaréis cargados de ilusión con el estreno en CD, ¿sois conscientes de lo duro que es vivir de la música propia, qué esperáis conseguir?

-Ir poco a poco, tocar cada vez más, y eso ya lo estamos consiguiendo… Hemos hecho treinta fechas durante 2017 y ya tenemos cerradas otras diecisiete más hasta junio de 2018…

-¡Enhorabuena!

-También ganar visibilidad y que la gente conozca nuestra música, que la disfruten como nosotros, y crecer cada día un poquito más y, quizá, ¡quién sabe!, poder llegar a vivir de esto en un futuro. Aunque esto último somos conscientes de que es muy complicado.

(Continuará).