Una vez más las noticias surgidas de la familia Osbourne han sonado a campañas gratuitas de publicidad o para ser portada de los medios. Pero la credibilidad de lo que anuncian… escasa, como de costumbre.

Tras la infidelidad de Ozzy, hecha pública hace unos meses, y anunciar su esposa Sharon que pediría el divorcio, la noticia hoy en algunas radios y portales estadounidenses es que la pareja renovará sus votos de matrimonio. Si bien el origen de la nueva está en una declaración que Sharon ha hecho al diario británico The Sun:

“Ozzy me ha pedido que renovemos nuestros votos matrimoniales y he accedido. Soy feliz y, para ser sincera, eso es todo lo que quiero para esta Navidad.”

La noticia de que Ozzy tenía una aventura con su estilista y peluquera personal saltó en mayo pasado. Sharon anunció la separación y luego que se divorciaría. Posteriormente hubo noticias de que la pareja estaba acudiendo a sesiones de terapia matrimonial y que Ozzy asistía a otras dedicadas a curar su supuesta adicción al sexo.

En el centro, la protagonista de la infidelidad

 

La boda de Ozzy y Sharon