Por razones obvias, no hay mejor mes para escribir sobre Stoner Rock y Hard Rock grasiento que agosto. Este calor pegajoso y húmedo sale por los poros de la música de Piece of Change, unos tipos que en su selección del mes siempre tienen a Iggy Pop, Black Sabbath o Queens of The Stone Age, por poner tres ejemplos de por dónde dejan sus huellas de camión pesado. La gasolina que le ponen al vehículo la sacan de bidones de los años 60 y 70.

Esta formación del barrio de Carabanchel nació como colectivo a finales de 2009, siendo en 2013 cuando publicaron su primer trabajo: ‘Rock and road’, con nueve títulos como ‘Heavy Metal godfather’ o ‘Mama’s beers & pills’ -que contaba con su ‘Intro’ correspondiente-. La actual faz de Piece of Change quedó fijada un año después y es con la que han grabado y tocan en directo su segunda grabación: ‘Beast on fire’, 33 minutos de música divididos en ocho densas dosis de combustible inflamable. Atentos a sus nombres de guerra: Álvaro (voz), Merluzo (guitarra y voces), Mochas (bajo) y Parrus (batería).

Su “single de choque”, como se decía antes, es el denominado ‘Fire’, de pantanoso sonido en progresivo in crescendo. Nosotros preferimos ese ‘Something to say’ que mantiene la tensión como sólo The Doors sabían hacer. Cantan en inglés lo que sus promotores definen como letras “basadas en realidades diarias de la sociedad millennial actual -sexo, amistad, amor, desengaño, inconformismo-“.

Tocan mucho en salas de pequeño aforo, donde imaginamos que la atmósfera creada resultará envolvente y litúrgica, siempre buscando un éxtasis de comunión entre banda y audiencia. En sus comienzos los por entonces jóvenes chicos de Piece of Change sobrevivieron el “concurso” Emergenza, ¡así que sólo por eso son merecedores de nuestra mano alzada!

Leo Cebrián Sanz